3 razones sobre el por qué es importante monetizar tu blog

monetizacion-web

La mayoría de los blogueros, se inician en el mundo del blogging pensando más en dicha actividad como un hobby y no como un negocio. Ellos simplemente quieren escribir o producir contenido sobre un tema que les apasiona y listo.  Estos bloggers por lo general  poco les inquieta hacer dinero con su bitácora  pues a la final, solo deben pagar unos cuantos pesos por el host y si acaso el dominio y por supuesto unas que otras horas a la semana escribiendo.

Sin embargo, hacer caso omiso a la monetización de un blog, es desde el inicio una muy mala estrategia para un sitio web a largo plazo, en especial cuando este posee  buen contenido e irá creciendo conforme va pasando el tiempo.

Independiente del modelo de negocio, el dinero que se logre producir en un blog, puede convertirse en una herramienta importante para asegurar que su sitio web y sus lectores se mantengan unidos por mucho tiempo.

Así las cosas, si de verdad quieres que tu sitio crezca, pues debes pensar en cómo financiarlo ya que en otro caso, existe una gran probabilidad de que todos tus esfuerzos y  trabajo duro se vean desperdiciados en un blog que está a punto de morir. He aquí tres razones del por qué:

Los costos de tu bitácora irán aumentando

El costo de mantener un sitio irá subiendo conforme este se haga más popular. Esto incluye por ejemplo, gastos adicionales como invertir en un servidor de alojamiento con más recursos, tener una plantilla de diseño más profesional, comprar plugins o servicios adicionales para tu sitio (llámese CDN, Newsletters, Sales chat, entre otros). A su vez, como cada vez tu audiencia te demandará  contenido, es posible que necesites sumar a otros bloggers en tu sitio a quienes por supuesto deberás pagar por sus aportes.

Así utilices un servicio gratuito para bloguear, un blog demanda gestión y control. Entre más lectores más control debes tener y esta gestión tiene un costo financiero que con el tiempo irá aumentando.

Tu tiempo para bloguear aumentará

La primera vez que comienzas a publicar y luego de que pasas los primeros impulsos de la generación de contenido es posible que tu tiempo no se vea tan afectado. No obstante, cuando comienzas a tener mayor feedback de tus usuarios y ante eso quieras llegar a más lectores, tu bitacorá te exigirá cada vez más tiempo como para dejar de pensar en el blogging como un hobby. Tendrás cada vez más correos electrónicos por leer, más comentarios y preguntas por responder en tu sitio, más menciones por responder en twitter y más mensajes que atender en facebook, por citar ejemplos, además de que la audiencia va querer que les des más contenido novedoso.

Ver el blogging como un hobby está bien si solo te exige un par de horas a la semana, pero cuando esta labor comienza a interferir con otras actividades de tu vida cotidiana (el trabajo, la familia, etc), será muy difícil justificar el continuar con esta actividad si ella realmente no te está aportando un beneficio real más allá del disfrute o placer de escribir. En este sentido, un blog puede resultar contraproducente en tu vida, si así lo permites.

Tu vida misma ira afectando tu blog

Incluso aún si logras que tu blog no interfiera en tu vida, pues a veces la vida misma se encargará de interferir en tu sitio. Una nueva oportunidad de negocio, un nuevo trabajo, un viaje, una nueva relación, un cambio en tu vida inesperado, entre muchas otras cosas que podrían afectar significativamente el tiempo que tienes disponible para dedicarte a todas las actividades que más te gustan, incluyendo tu blog.

Cuando ocurren cambios en nuestras vidas, debemos darle prioridad a las cosas que más nos importan y dedicar tiempo en ellos. Si nuestro blog no nos produce algún beneficio real, lo más probable es que el blogging ocupe los últimos lugares de la lista de cosas más importantes.

Cuando tu blog produce dinero y es realmente una fuente de ingresos para ti, pues es mucho más fácil justificar su atención y colocarlo como prioridad por delante de otras actividades de ocio que no están aportando ningún beneficio a tu vida.

Hacer frente a estos 3 puntos no quiere decir que tenemos que bombardear nuestro blog desde el inicio de cuanto anuncio publicitario se nos atraviese.  Simplemente debemos de considerar la monetización de nuestro blog de manera seria y preguntarse: ¿Cómo puedo hacer dinero con mi blog, en caso de que sea necesario?

Pensar que puedo dedicarme al blogging como un hobby sin que mi vida y mi bolsillo interfieran, poco sucede en la realidad. Lo real es que como cualquier otra cosa en la vida, el tiempo es dinero y si el tiempo que invertimos en bloguear no lo podemos monetizar, seguramente será difícil justificar mantener este hábito a medida que pasa el tiempo por muy divertido que nos parezca.