PeerSaving: ¿Plataforma de ahorro colectivo confiable?

peersaving

* Fe de erratas: El título de este post ha sido rectificado  a solicitud de Julián David Ramírez

El equipo de TalentSurfers aprovechó el Startup Pitch Competition en PulsoConf para presentar PeerSaving, su nuevo producto, tras dar por concluido el proyecto TalentSurfers,  por una larga e inconclusa negociación con Wayra Colombia, según pudimos saber por varias fuentes.

El equipo no dio  una declaración oficial acerca de los motivos por los que dejó de trabajar en TalentSurfers, han dicho que buscan mejores productos para el beneficio de sus usuarios y por eso han lanzado una versión beta de PeerSaving, una comunidad online en la que la gente puede ahorrar plata conjuntamente: una versión digital de las populares pirámides.   peer saving 

Esta modalidad de ahorro no es novedosa ni innovadora, de hecho existe hace mucho tiempo. Así PeerSaving se basa en un concepto que ha existido por décadas. Para el caso de esta modalidad de circulación de capitales, tiene diferentes nombres en el mundo. Por ejemplo, en los países del occidente africano se llama sou sou; en Haití se llama Min; en República Dominicana es conocido como Sociedad; en Jamaica y Trinidad lo llaman Partner, en Colombia Pirámide. Según sus fundadores, PeerSaving solo pretende usar los beneficios de Internet y el potencial de la identidad social para ofrecer a la gente la posibilidad de “ahorrar” en grupo.

El proyecto empezó el 24 de septiembre,  hace apenas dos semanas, durante las que el equipo desarrolló su versión beta para empezar a someter a prueba su primera hipótesis: Un sistema de contribución solidario puede ayudar a la gente a ahorrar y la banca tradicional no ofrece buenos incentivos para hacerlo.

La primera aproximación de PeerSaving será tratar entender cuál es la motivación de la gente al participar en esta modalidad de ahorro e investigar si serán capaces de involucrarse en ella a través de la Red. Para garantizar el funcionamiento del sistema de Peersaving,  el equipo fundador asegura que la empresa cubrirá los fondos que falten ante  una eventual evasión del sistema por parte de algún miembro, “así todo el mundo tiene su dinero”.

El equipo también explicó que PeerSaving no funciona bajo el  esquema  Ponzi, sino que funciona en base a la confianza y a la reputación. En la medida en que cada uno respete el pacto inicial nadie perderá y podrá ser una relación de ganancia para todos. Por ahora están haciendo experimentos con docenas de personas en su versión beta privado. Somos conscientes de que el sistema puede ser mejorado, dice Santiago Jaramillo, creemos que podemos  hacerlo mucho mejor, pero el primer paso es entender a nuestros potenciales clientes. 

La disrupción en el sistema bancario está en su mejor momento. Sistemas de pago como Dwolla o Stripe están cambiando la lógica de los pagos y los servicios de préstamo. Servicios como Zoppa  y Lenddo están haciendo más fácil para las personas a acceder al crédito, y Mint & Simple está haciendo cosas  fantásticas por el ahorro personal, pero no son sociales, esta es la principal diferencia con PeerSaving. Sin embargo, algunas iniciativas de ahorro colectivo como PayByGroup o FriendFund permiten a  la gente recaudar dinero para un propósito común, pero no es estrictamente para el ahorro. PeerSaving se une al juego.

Aunque apenas en su versión beta y con muy poco tiempo de implementación, PeerSaving cuenta con la ventaja de un equipo que ya ha ganado buena experiencia en el emprendimiento y que claramente quiere apuntarle a los mercados más grandes y con mayor demanda en el momento. Su enorme desventaja: tener que lidiar con un sistema de ahorro cuyo estatus legal aún no es claro en muchos países de América Latina y que en Colombia tiene nefastos antecedentes. Además de arriesgarse a una propuesta online para una modalidad de ahorro en el que el cara a cara parecería tener una enorme importancia.

Por lo pronto el producto está muy verde y sería interesante buscar otros caminos más seguros en el mismo rubro, en sintonía con los ejemplos ya citados, o como el caso de Cumplo.cl, que está acercando los créditos interpersonales a través de la Web.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.