Brian Wong en @PulsoConf: “usa al máximo tu súper poder”

Súper poderes

La agenda de conferencias en PulsoConf se cerró el sábado con la intervención de Brian Wong, fundador y CEO de Kiip, la red móvil de recompensas. Wong es reconocido como la persona más joven en recibir capital de riesgo, un experto en social media y marketing online. En su intervención titulada Kiip Getting Lucky presentó un tema con un hondo trasfondo filosófico: la idea de la suerte como algo que está bajo nuestro control.

Wong, un diseñador nato, llegó a  trabajar a California en Digg durante el 2010. Allí tuvo la oportunidad de involucrarse en un ambiente en el que las oportunidades abundan. Su experiencia sin embargo fue muy corta pues después de cinco meses con Digg fue despedido. Posteriormente se mudó con sus padres y empezó a planear su próximo movimiento.

Amante de los viajes, Wong notó la importancia del juego en todos los sitios que visitaba. También lo mal que se maneja la publicidad en el medio de los juegos, por esta razón empezó a analizarlo y tuvo una epifanía: la felicidad y emoción que producen los logros personales son una gran oportunidad para aprovechar. Así comenzó su trabajo en kiip.

Kiip ya tiene dos años de existencia y ha probado ser una compañía exitosa. Ha recibido USD $15.5 million de inversión hasta la fecha y ha producido 140 millones de “momentos” en los Estados Unidos, 44 millones de visitas  únicas cada mes y un premio cada seis segundos.

En cuanto a lo que viene para kiip, Wong ha dicho que continuará enfocándose en el mercado de ofrecer recompensas para la vida diaria. Dar a los usuarios premios tangibles y a la vez digitales por sus acciones los llevará un paso adelante en el aprovechamiento de algo que está en el corazón mismo de la naturaleza humana: la felicidad.

Durante la segunda parte de su charla Wong expuso una lista con 10 items imprescindibles para emprendedores:

1. Simplemente empieza. Wong alentó a los asistentes diciendo que hay que ir por lo que se quiere, empezar el juego y saltar por el precipicio: “puedes hacer crecer tus alas mientras caes”

2. Rodeate de personas afortunadas, en otras palabras haz networking.

3. Elige un campo de negocios realmente grande. Wong animó a los empresarios a buscar mercados grandes, en crecimiento y veloces. Destacó el área de juegos,  premios, mercado móvil y publicidad. Lo más importante es la elección de un ángulo y la creación de un producto con efectos que un usuario pueda ver fácilmente.

4. Usa al máximo tu súper poder. Cada quien tiene un talento y sabe que es bueno para alguna cosa en particular. En vez de gastar tiempo en mejorar tus debilidades dedícate a lo que mejor sabes hacer.

5. Entra a un mercado con pocos jugadores. Auque Wong atacó un gran mercado, lo hizo de una forma totalmente innovadora. Incitó a la audiencia a encontrar la manera de entrar a un sector en el que sea posible ser el mejor y mantener el liderazgo.

6. Retira la palabra “desafortunado” de tu vocabulario. Hay que entender que la suerte es relativa y que el fracaso es una excelente oportunidad para aprender.

7. La suerte es relativa. Wong enfatizó que kiip empezó con premios que eran físicos y tangibles, algo que prontamente demostró no ser escalable. La compañía entonces giró a las recompensas virtuales, sin perder la actitud positiva y sin dejar de pivotear consistentemente.

8. En los negocios haz lo mismo que siempre te trae suerte. Las reuniones de negocios, de acuerdo con Wong, puede ser un buen lugar para practicar el flirting. En otras palabras, las cosas que  normalmente haces bien  **en otras áreas** y en las que tu suerte se ha comprobado, pueden funcionarte también en los negocios.

9. Ayuda a los demás. Todo va y vuelve, incluso en los negocios, por lo que es necesario ayudar a los demás, devolver lo recibido y, por supuesto responder los e-mails.

10. Piensa positivamente.  Dos años atrás Wong estaba  en  una situación difícil. Había sido despedido, regresó a vivir con sus padres y no tenía idea de lo que estaba por venir. Todas estas circunstancias fueron una buena oportunidad de dar un poco de perspectiva a su vida y seguir adelante.

La conferencia de Wong llegó al final  de una forma una perspicaz , divertida y provocadora. Como el joven empresario que es, Wong experimentó duros problemas antes de llegar al éxito. Ha vivido los altibajos, los buenos y malos momentos y  ha formulado una filosofía de la suerte transformada en serendipia que hace de él uno de los personajes más fascinantes del ecosistema startup.

Este texto ha sido adaptado de su versión original en inglés.