Teenpreneurs: lo que viene, la revolución de los emprendedores sub 20

teens2

No hay duda de que el entrepreneurship se ha transformado más que en una forma de ganarse la vida, en un estilo de vida, un símbolo de status, con los emprendedores de tecnología cómo el pináculo de éste fenómeno.

Si bien los más jóvenes son en general los más ávidos por emprender, los adolescentes (Generación Y/ C), con su natural enlace con la tecnología, se acercan aún más, aprovechando las posibilidades que brinda la misma tecnología de crear negocios a costos reducidos.

Distintos estudios sobre tendencias y cambios sociales avecinan que se viene el tiempo de los “Teenpreneurs”, adolescentes de menos de 20 años que se deciden a lanzar sus propias empresas.

Sobre todo en los Estados Unidos, muchos high school y colleges están implementando entrepreneurship programs con el objetivo de incentivar a esta generación a crear sus compañías, por sus características ambiciosas, por ser determinados y decididos.

¿Qué perfiles tienen? ¿Qué pueden los emprendedores mayores aprender de ellos?

Creativos

Picasso decía que “todo los niños nacen artistas, el desafío es mantenerse así mientras crecen” una muy buena frase para definir esta etapa de la vida en la que no son grandes ni niños, pero tienen toda la frescura de la imaginación y lo lúdico a flor de piel.

No tienen miedo

No tienen absolutamente nada que perder, pero sí les sobra ambición, se trata de hacer realidad su sueño, con todo el espíritu de ser casi niños y no temer a equivocarse, ni a las consecuencias.

ADN tech

Crecieron con computadoras, Internet y medios sociales, por lo que entienden cómo usarlas casi por naturaleza. Tiene la habilidad de tener relaciones a través de medios sociales, lo que es muy importante para difundir y promocionar un startup en sus primeros estadios pero también a cómo funciona la dinámica de la web.

Receptivos

Sin temor ni vergüenza se animan a entrar en contacto con sus mentores de una manera franca y directa, sobre todo quieren saberlo todo de aquellos que han triunfado, con una mente abierta y absorbente.

Creen en sí mismos

El principal diferencial de un emprendedor, algo con lo que se nace o no se nace. Quizás no terminaron la escuela, ni la Universidad, pero la pasión y la tenacidad no tienen que ver con el nivel de educación y estos jóvenes emprendedores lo saben muy bien. Si se cree en uno mismo, se llega donde sea.

Piensan en grande

Por su edad, estos pequeños emprendedores no tienen idea de qué es demasiado grande o demasiado complicado, o imposible. Sólo se guían por los límites de su imaginación, por lo que esta falta de “sentido de la realidad” de hecho los favorece, porque no ven un techo. Aún no sufrieron las desilusiones de la vida o el trabajo, por lo cual es una mente active, lúcida y llena de proyectos ilimitados.

La publicación especializada en tendencias Trendwatching cita a los Treenpreneurs como un fenómeno en crecimiento para los próximos años, con ejemplos concretos:

Hiccupops, es una innovación en el campo de los dulces de un emprendedor de 13 años oriundo de Connecticut (US), Mallory Kievman, que fabrica lollipops que frenan el hipo. La combinación de sidra y azúcar estimula los nervios en la garganta del consumidor y frena el reflejo del hipo.

Las mellizas chinas Viviandan y Miu Miu dieron vida al blog de moda I Love My Life que se volvió tan popular que es citado por cientos de productos a la hora de venderlos en las plataformas de ecommerce. Es una referencia en el mundo de la moda de ese país y las emprendedoras ya ganan dinero con la publicación.

Summly es una aplicación desarrollada por el londinense de 16 años en su propia habitación. La app condensa información de la web y la convierte en resúmenes. El software utiliza inteligencia artificial y un algoritmo que recolecta las oraciones más importantes de un texto.

Caine’s Arcade, es un film que cuenta la historia de un niño de 13 años de California, Caine Monroy, que creó un playground de cartón en su casa que se volvió un éxito viral tan grande que contribuyó a la creación de un programa de becas para niños innovadores.

Teens in Tech Incubator en Silicon Valley, es un programa de ocho semanas para emprendedores entre 13-19 años que se toman en serio la idea de construir proyectos y aprender sobre entrepreneurship.

Junior MasterChef, es una vertientedel concurso MasterChef que comenzó enUK y se extendió a 29 países. En este caso, se presentan chefs de entre 8 y 12 años que compiten para convertirse en el mejor niño chef de Australia. Juzgados por chefs adultos, el ganador se lleva el título de Junior MasterChef title y un trust found de AUD15,000.

Y aunque costó, y no estaba en lista, encontramos un representante de América Latina, se trata de Fabiano Libano, de Porto Alegre, Brasil, que con 15 años desarrolló la aplicación iTaxi BR PRO que calcula las tarifas de taxi en las ciudades brasileras que lleva más de 15 mil descargas.

Muchos podrían argumentar que éste rango de edad tiene asimismo las desventajas de la inexperiencia y el poco manejo de ciertas situaciones relacionadas al dinero, inversiones, negocios, pero justamente en algunos casos puede ser esa inexperiencia lo que los lleve a tomar riesgos, un rasgo que todo emprendedor necesita.

¡Si conocen más historias de emprendedores teen en Latinoamérica, las esperamos!

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa