Proyecto Rosa: periodismo para reconstruir la voz de quienes no debemos olvidar

Captura de pantalla 2012-08-28 a la(s) 10.30.48

“Pensamos que La Silla Vacía podría hacer un esfuerzo porque su lucha no se pierda en el olvido”. Esta frase sintetiza el objetivo de Proyecto Rosa, dirigido por Olga Lucía Lozano, una idea basada en la producción en la historia de Rosa Amelia Hernández, líder de las víctimas del conflicto  colombiano, que es la misma historia de muchos colombianos anónimos que viven en estas zonas. La propuesta de contenido quiere distanciarse de los formatos periodísticos tradicionales para experimentar con otras narrativas y con otras formas de contar historias en la Red.

Proyecto Rosa es una de las primeras iniciativas online en Colombia que hace una propuesta política basada en el desarrollo de un relato construido por su protagonista y a la vez por todos aquellos que se han involucrado con su desarrollo. En conversación con Olga Lucía nos ha contado sobre sus objetivos y su construcción.

Aleyda Rodríguez: ¿Cuál es la idea o la preocupación periodística central a partir de la cuál surge la idea de hacer Proyecto Rosa?

Olga Lucía Lozano: Este es un proyecto periodístico que acude a varias disciplinas con el fin de hacer visible a los líderes de las víctimas de la zona de Córdoba, todos esos héroes anónimos que hacen un trabajo sin ningún interés económico de por medio y que han sido víctimas de la violencia, del desplazamiento, de la falta de apoyo estatal y civil para luchar por su causa: la restitución de tierras y la reparación a todas las víctimas del conflicto colombiano.

Aleyda Rodríguez: ¿Cómo empezó Proyecto Rosa? ¿De qué inquietudes personales o motivaciones editoriales surge?

Olga Lucía Lozano: En esta indagación por estos héroes encontramos a Rosa Amelia Hernández. Ella llegó a Planeta Rica desplazada de otras zonas del departamento de Córdoba y va por los municipios recogiendo las historias y las denuncias de muchos otros desplazados para luego hacer las denuncias oficialmente.

Tiene una gran cantidad de información de toda la región y quiere contarle al país todo lo que sabe. Tanto Rosa como nosotros, los encargados del proyecto, sabemos del riesgo que implica para su vida pues muchos líderes han sido asesinados, pero creemos que existe una necesidad emocional muy grande de buscar la reparación y la verdad para todas estas víctimas.

Cuando hablamos por primera vez con Camila Osorio, periodista de La Silla Vacía, quien nos ayudó a buscar entre todos los líderes, lo primero que pensamos fue que esta situación de la protección a su vida tiene dos caras, pues Rosa está amenazada: al hacerla tan visible es probable que quieran matarla más rápìdo, pero también es posible que quienes quieran hacerlo sientan que ella está protegida por la sociedad civil. Aunque su vida se ponga en riesgo ella quiere hablar, pedir justicia, contarle a la gente en las ciudades lo que está ocurriendo y seguir luchando por la restitución de las tierras. Así fue como empezamos a aterrizar esta idea y a darle forma.

Aleyda Rodríguez: Dices que el periodismo ya no es lo que era y que la Red ha abierto la posibilidad de empezar a contar historias de otra forma. ¿Podrías ahondar en esta idea?

Olga Lucía Lozano: Este proyecto involucra varias intenciones, algo en lo que estoy trabajando hace tiempo. Primero mostrar que el periodismo bien hecho puede tener el mismo estatus de obra de arte si uno lo hace a ese nivel. Segundo, que para lograrlo hay que trabajar de la mano con muchas disciplinas  distintas, para así para contar historias siempre, pero desde lenguajes distintos. Esto es un proyecto que iba más allá de hacer prácticas periodísticas corrientes para un medio online.

A partir de estas ideas juntamos el trabajo de muchos artistas para empezar a pensar cómo mercadearlo viralmente, cómo promocionarlo en los medios online y offline. Cómo volver este trabajo periodístico en una narración construida por muchos, pues Proyecto Rosa se ha armado con trabajo de mucha gente: se han unido artistas plásticos, músicos, diseñadores, abogados.

Aleyda Rodríguez: Proyecto Rosa, además de poner en la escena nacional esta problemática quiere ser innovador en la forma de contar una historia y de presentarla en la Red. ¿Qué es lo nuevo que veremos en el sitio? ¿Qué lo diferencia de otras propuestas periodísticas online?

Olga Lucía Lozano: Proyecto Rosa  es un microsite www.proyectorosa.com que alberga todos los contenidos en torno a Rosa Amelia. Hay contenidos periodísticos que cuentan su historia,  pero también queremos contar  la historia de muchos líderes que hacen el mismo trabajo de ella, otros personajes anónimos.

Entonces en el sitio hay información sobre la gente que se relaciona con ella, que está en el mismo trabajo de recuperar sus tierras, que han puesto denuncias con las que no ha pasado nada. Pero además de esto tenemos otros contenidos que cuentan: las canciones de la campaña; Ana Patricia Palacios hizo una serie de ocho dibujos sobre Rosa que se pondrán a la venta para financiar el proyecto; Ana Fernández, artista ecuatoriana nos donó el diseño de una rosa que es el símbolo de la campaña; María Aparicio  nos donó  ringtones; la gente de La Recontra donó la música del evento de lanzamiento; La Galería Santafé donó el espacio.

Podrán encontrar el perfil de Rosa, su historia. También lo que nosotros llamamos “el documental”, que no es una pieza audiovisual sino que está  compuesto por muchos focos de información breve que van completando la propuesta de la historia.

Todas las piezas que se encuentran en el sitio tienen una intención narrativa.  Hay fotos y mapas de la zona. Hay una sección de descargables en la que está todo el trabajo de los artistas. Hay otra zona de apoyo a Rosa, cualquier usuario puede entrar y donar lo que quiera excepto plata. También tendremos una línea de tiempo de las denuncias que ya están en curso.

Hay una manera de hacer proyectos periodísticos y contenidos mucho más contextualizados, con mucho más formato. Parte del diseño está inspirado en la forma en que el MOMA monta sus exhibiciones. El documental no es un documental clásico, sino que está conformado por diferentes fragmentos de contenido: va a ser un documental en línea, alimentado por mucha gente. La idea es que todos los que se junten, que la difundan, que donen difusión, pues el sitio tiene un espacio abierto de donación. Queremos que la gente por si misma decida meterse a la campaña.

Lo interesante es que este proyecto es a largo plazo,  no consiste solamente en lanzar el site, sino que la gente puede seguir donando cosas: Fernando Arias, otro artista plástico colombiano va a donar trabajo,  hay abogados van capacitar a Rosa, otros han donado sus contactos para dar a conocer la campaña.

Aleyda Rodríguez: ¿Cómo se ha financiado Proyecto Rosa hasta ahora?

Olga Lucía Lozano: Lo que la gente menos lee en La Silla Vacía son las historias de los desplazados. Es algo generalizado en el país, a la gente le interesa el tema político macro pero no se conmueven  por las historias del desplazamiento y de las víctimas porque no las conocen. Sin embargo en marzo hicimos una campaña de recaudo y conseguimos unos 12 mil dólares que  dividimos en varios objetos, uno de ellos era tomar una cuarta parte millones para la ejecución de un proyecto periodístico y propusimos hacer una votación sobre siete temas dentro de los que estaba el asunto de las regalías, la explotación minera, el seguimiento a los alcaldes, y este de apoyo a las víctimas que paradójicamente fue el que más acogida tuvo.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.