Convocatoria iNNpulsa: cortometraje para promover valores emprendedores en Colombia

innpulsa

Hasta el 26 de septiembre estará abierta la convocatoria de iNNpulsa para la producción de un cortometraje sobre el tema “Emprendimiento Dinámico y de Alto Impacto e Innovación”.

Esta convocatoria  forma parte del ambicioso programa gubernamental que busca, además de financiar empresas en diferentes niveles de desarrollo, crear una cultura positiva del emprendimiento en el país a través de su Unidad de Mentalidad y Cultura Emprendedora, para perseguir el objetivo de desafiar algunos supuestos alrededor de la actividad emprendedora en Colombia.

Algunas de las problemáticas que deben tratarse en el cortometraje objeto de la convocatoria están señalados en un diagnóstico hecho por iNNpulsa. Por ejemplo:

– Actitudes frente a la quiebra o el fracaso: En Colombia, 4 de cada 5 emprendedores  consideran que el temor a quebrarse impide la creación de nuevas empresas mientras en  China o Estados Unidos es menos de un tercio de la población, pues éste es visto como una oportunidad para salir victorioso la próxima vez. Por  otro lado, más de la mitad de la población colombiana considera que quebrarse es
literalmente una desgracia mientras que en estos otros dos países sólo una de cada  cuatro personas lo considera así. Esto se debe a que en Colombia el emprendedor que fracasa paga por este hecho no sólo con su infortunio empresarial, sino también con el  estigma social por parte de amigos y familiares, así como con la dificultad de emplearse nuevamente.

– Validez social del emprendedor: Los colombianos consideramos a los emprendedores  personas capaces y exitosas (74%), pero no tanto como para sobreponer su estatus al del  gerente de una empresa cuando en realidad esa sería su posición. Lo mismo sucede con  su núcleo familiar, pues cuando se les pregunta a los padres de familia sobre el destino  laboral de sus hijos, éstos prefieren un “buen empleo” al hecho de que se “atrevan” a  hacer empresa. Esto se debe a que nos han educado para ser excelentes empleados –hecho que reconocen en todas partes del mundo- pero no para lanzarnos como emprendedores, por el riesgo que esto implica y las consecuencias sociales que involucra.

-Legitimidad del emprendimiento: Tal vez el elemento más “perverso” que se encontró en  la realización de este diagnóstico es la falta de validez social del emprendimiento como  camino para ser exitoso. De hecho, el 40% de los entrevistados dudan acerca de la  legitimidad de hacer dinero a través del emprendimiento dinámico y de alto impacto. ¿La  razón? Lo que muestra el estudio es que ellos son sospechosos y rechazados socialmente  cuando alcanzan altos niveles de ingresos.

El lanzamiento de esta convocatoria es el primer paso en la consolidación de la Unidad de Mentalidad y Cultura Emprendedora que se inscribe en el plan gubernamental para el desarrollo de la industria de contenidos en el país.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.