Comercio electrónico: se esperan más de 13 millones de nuevos compradores online en la región

eday

En el día de ayer, la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) presentó el resumen con los resultados anuales de la actividad en ese país.

Según las mediciones, durante 2011, el crecimiento del comercio electrónico fue de 49,5%; un incremento superior al esperado del orden del 43%. Los argentinos, como viene ocurriendo en los últimos años, utilizan cada vez más Internet como herramienta de consumo, no sólo para concretar sus ventas de manera online sino para investigar, conocer más y descubrir productos y servicios.

En cifras concretas, el comercio online dejó 11.593 millones de pesos (en moneda local) al país. La CACE estima que la actividad representa un 8,3% o más del comercio electrónico total en la región de América latina y Caribe. Asimismo, la venta en línea registraría según diversas fuentes un 3,3 % de las ventas totales minoritas.

Un indicador fundamental señalado en el informe revela que además de las ventas que se realizan online, más de un 76% de los usuarios de Internet consulta regularmente en la web para analizar sus opciones de compra offline, tomando en muchos casos la decisión de compra del producto o servicio y del proveedor en línea, aunque efectúe la compra posteriormente en un establecimiento físico

El efecto “RO PO” (Reserach online, parchase offline) impacta en el tamaño real de Internet medido en el estudio, con lo cual, se estima que el comercio electrónico tiene una influencia total de 10 veces más lo efectivamente vendido en línea, es decir, para el año 2011, una suma de aproximadamente 110 mil millones de pesos adicionales.

Las obstáculos en Latam

Los consumidores latinoamericanos son de los más activos en términos de entretenimiento y redes sociales, pero en cuanto a ventas online, la historia es otra y los retailers trabajan para llevar cada vez más a los consumidores a que apuestan a la compra online.

eMarketer estima que solamente el 31.7% de los usuarios de Internet latinoamericanos realizarán compras online este año, lo que implica que la región supera por poco a Oriente Medio y África (28.6%). Norte América y Europa Occidental continúan a la cabecera en la actividad con la penetración más grande: 70.5% y 69.2%, respectivamente.

Proyección de compradores online en la región

Otras proyecciones de eMarketer estiman que la región se sumarán más de 13 millones de nuevos compradores online este año, con lo que se alcanzarán los 63.6 millones.

No todo lo que reluce es oro

Pero si bien el número de nuevos compradores es significativo, estadísticamente los nuevos compradores empiezan su experiencia de e-commerce con compras de escaso valor e inclinan el promedio de la medición total hacia abajo.

Como consecuencia, el promedio de ventas online anual B2C por usuario caería $579 en 2012 respecto de $590 el año anterior. Para 2013, se espera que vuelva a recuperarse y llegue a un nivel de $593.

En términos de penetración de retail websites, Latinoamérica cuenta con una mejor ubicación a nivel mundial: de acuerdo con información de comScore, la región se encuentra tercera en términos de penetración de online retail por región (70.6%), luego de North America (88.6%) y Europe (78.1%).

Sin duda, uno de los grandes problemas de Latinoamérica es la gran masa de usuarios que aún utiliza cash como medio de pago y la escasa bancarización en términos absolutos.

Sin duda,  un objetivo a alcanzar es aumentar el pago online a través de tarjetas de crédito, especialmente en Brasil, Argentina y Chile, así como también el porcentaje de eCommerce que se realiza a través de dispositivos móviles en la región, que alcanza apenas al 3% del total.

Respecto a éste último punto, el rol del smartphone continúa teniendo en la región más ingerencia como forma de consulta, comparación de precios y para ver comentarios de otros usuarios que de transacción comercial, donde quizás las tablets tengan un mejor performance.

Códigos QR; bandas magnéticas y NFC todavía son tecnologías cuyo uso puede incrementarse para integrar las tiendas offline con las mobile, y así aumentar el porcentaje de consumidores que paguen con los dispositivos.  Por otro lado, la seguridad es un importante obstáculo que todavía enfrenta la región; la educación y la evolución cultural en éste aspecto, es sólo cuestión de tiempo.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa