SMS: el rey indiscutido de la banca móvil latinoamericana

sms

El progreso económico de la región, generó la reducción progresiva de algunas de las barreras que aún frenaban la penetración del móvil, con consecuencias, entre otras industrias, para la financiera y bancaria.

En estas categorías, la tecnología móvil entró quizás bastante más tarde que mercados como el europeo y US. En marzo, un informe del fabricante de software Latinia, reveló que la adopción de la banca móvil había experimentado un crecimiento del 18,5% en 16 meses en Latinoamérica. La investigación puntualizó que:

-En 2011, un 77% de los bancos adoptaron el canal móvil.

-En septiembre del 2007 (primera edición del informe) sólo un 38% de los bancos había adoptado esos servicios.

-A comienzos del 2009, esa cifra había crecido a 55%.

-Para la tercera edición de octubre del 2010, el porcentaje era de 65%.

El hecho de que Latinoamérica haya llegado rezagado a la banca móvil, implica mucho techo de crecimiento para el negocio. Puntualmente porque la región, como un todo, tiene acceso a dispositivos móviles pero escasa bancarización.

La investigación de Tecnocom “Tendencias en medios de pago 2011” estima que para 2015, se enviarán 16.000 millones de  dólares en remesas y se recibirán 5.500 millones de dólares mediante SMS y USSD (un sistema no estructurado de envío de datos) en todo el mundo. El análisis pone el foco en el alcance del pago móvil en la región:

México: los inmigrantes son quienes dieron vida al sistema de micro-remesas desde EE.UU.

Colombia: cuenta con un promedio de 98,2 líneas móviles cada cien habitantes y tiene una plataforma de banca móvil integrada por ocho bancos, dos redes de bajo valor y tres operadores móviles. Entre 2008 y 2010 las operaciones monetarias y no monetarias de telefonía móvil se multiplicaron 3,6 veces llegando a 14.775.000.

Brasil: El programa social más importante de Brasil, Bolsa de Familia, evalúa la opción de pagos a través de móvil para entregar subsidios.

Marcela Carbajo, CEO de MovilGate Argentina.

Puntualmente para Argentina, aspectos como la inseguridad, las largas y tediosas filas en los bancos, junto a la masificación de los smartphones y tablets, impulsaron en los últimos años que cada vez más usuarios recurran al servicio de banca móvil: “Se triplicaron las consultas, pagos de servicios y movimientos bancarios a través de aplicaciones o accesos a la banca en línea entre 2010 y 2012”, Marcela Carbajo, CEO de MovilGate Argentina.

La supremacía del SMS

Según estimaciones de MovilGate uno de cada diez clientes está suscripto a algún tipo de servicio de banca móvil y de ese porcentaje, un 87% opera a través de mensajería de texto.

“Con la masificación de smartphones y otros dispositivos de alta gama y la voluntad de los bancos de poner foco e inversiones en el canal, se está evidenciando un buen crecimiento de los accesos a través de web móvil y las aplicaciones”, asegura Carbajo.

El pago de impuestos o servicios se ubica en el primer puesto de las operaciones más corrientes y le siguen las consultas relacionadas con la solicitud de información,  fundamentalmente el pedido de saldo y, en tercer lugar, las transferencias entre cuentas.

“Si el banco desea avisar a su cliente que ha girado en descubierto, o que debe abonar su tarjeta al día siguiente, el SMS será le medio más apropiado para hacerlo. Pero si el cliente necesita realizar operaciones similares a las que podría hacer desde un cajero automático, incluyendo por ejemplo la trasferencia de dinero entre cuentas, una aplicación sería obviamente más adecuada” agrega.

A pesar del crecimiento, hasta el momento, los clientes bancarios siguen siendo cautos a la hora de utilizar aplicaciones complejas o realizar operaciones más allá de las “informativas” (consulta de saldo, fechas de vencimiento, etc). “Generar confianza suficiente en la seguridad del canal va a ser de vital importancia a la hora de fomentar una banca móvil más sofisticada y completa” indica.

Las barreras

¿Cuáles son los motivos que aún impiden que las personas utilicen la banca móvil? Quizás una de las principales barreras es el temor a que el canal pueda no ser lo suficientemente seguro. “En relación a las aplicaciones de descarga y los sitios web móviles, estos cuentan con el mismo nivel de seguridad que la banca online a través de Internet, aunque muchos piensen lo contrario. Una vez que el usuario se encuentra registrado, realiza consultas a través de mensajes sin enviar ningún dato privado o crítico” puntualiza la CEO.

Otro factor es la poca difusión que algunos bancos hacen de sus servicios móviles. Hay bancos dedicados exclusivamente a promocionar sus alertas por SMS de beneficios, y sus usuarios desconocen que por el mismo canal pueden también pagar impuestos o servicios.

Aunque el SMS sea el rey de la banca móvil por ser barato, fácil y compatible con cualquier terminal tiene algunas desventajas. No permite encriptar los mensajes, limitando su seguridad, y tampoco existe ningún comprobante de entrega en el protocolo SMS, siendo necesario mandar un segundo mensaje, lo que aumenta los costes de la operación.

De cara a futuro e ingresando hacia el terreno de las aplicaciones, ¿hacia qué tipos de aplicaciones deberían enfocarse emprendedores que quisieran explotar el nicho móvil? “Probablemente hacia aplicaciones que incluyan geolocalización e interacción con redes sociales apuntadas fundamentalmente a los programas de promociones o beneficios de los bancos” comenta.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa