Mujeres líderes: lo que ellas tienen para ofrecer a los negocios

business-woman-4001

Sabemos que entre nuestros lectores, no solamente hay muchas mujeres, sino que permanentemente la gestión y crecimiento de startups implica la conformación de grupos de trabajo donde la mujer, tiene mucho para brindar.

En reiteradas oportunidades hablamos en PulsoSocial sobre la falta de mujeres en la industria tecnológica, pero poco hemos dicho sin embargo, que esta carencia también se traduce al ámbito de los negocios en general, donde a pesar de escaso número, cada vez más prueban que ciertos aspectos del género son muy funcionales a los negocios.

Los 90´s fueron una década donde sin duda se estimuló el liderazgo femenino en la región, tanto en lo político cuanto en varias dimensiones de la sociedad.

Los negocios, sin embargo, revelan aún mucho camino por transitar: este año, un análisis de Latin Business Chronicle, señaló que solamente el 1,8 por ciento de las compañías latinoamericanas son dirigidas por mujeres.

Vale destacar que la cifra es muy similar a la que ostenta Estados Unidos y Europa: allí sólo 12% de los cargos más altos de las compañías Fortune 500 son ocupados por mujeres; además, 9 son las mujeres que tienen la mayor responsabilidad en las empresas que conforman el ranking Financial Times 500.

¿Por qué no lideran?

Un informe de McKinsey&Company “Unlocking the full potential of women at work” señala que si bien la diversidad de género es una prioridad para las empresas y el valor a nivel talento que ofrecer la mujer es cada vez más visible, los círculos más altos de las empresas siguen siendo liderados por hombres.

SI bien son cada vez más liderando mandos medios, pocas se postulan para ascensos o promociones para los cargos clave, lo que las frena en general son motivos tales como la prioridad de la familia, la hostilidad frente a un territorio de hombres y el rechazo hacia la competencia feroz.

Sin embargo, la consultora Hay Group, reveló una investigación que indica que las mujeres de alto rango tienen mejor desarrolladas que los hombres habilidades clave organizaciones con estructuras de tipo matriciales.

Ciertas características más presentes en el género femenino (y desde ya en mujeres ejecutivas), como ser empatía, manejo de conflictos, conocimiento de sí mismas, influencia y habilidad para manejar varias situaciones al mismo tiempo, producen resultados altamente positivos en el mundo de los negocios.

Lo que ellas pueden

“La investigación de Hay Group refleja que los altos niveles de inteligencia emocional son elementos fundamentales en una estructura organizacional matricial, en el cual se requiere que los individuos ejerzan el liderazgo mediante la influencia, y no a través de la autoridad directa”, señaló Cristina Chávez, líder de la práctica de Liderazgo y Talento de Hay Group.

Los highlights del estudio indican que:

Empatía: las mujeres el doble de empáticas que los hombres. Se registró como fortaleza en un 33% de las mujeres, mientras que en los hombres registran, un 15%.

Manejo de conflictos: ellas llevan la delantera con un 51%, en tanto que los hombres, únicamente un 29%.

Influencia: un empate técnico entre ambos géneros, citada como una fortaleza por el 32% de las mujeres y 21% para los hombres.

Conocimiento de sí mismo: es una constante en el 19% de las mujeres,  sólo el 4% de los hombres posee la habilidad.

En el informe apunta también al trabajo en equipo, otro punto fuerte para las féminas: si bien los puestos ejecutivos tienen estrecha vinculación con las habilidades individuales,  muchos directivos descuidan la parte de trabajo en equipo, donde las mujeres, están más dotadas para generar mejores dinámicas.

Ese estilo de liderazgo femenino es definido según  la investigación desarrollada por el Centro  de Estudios Empresariales de la Mujer (CEEM) de Mujeres

Empresarias y la UDD como “Socio Expresivo”: la mujer cuida la relación personal con los  subordinados y fomenta un buen  ambiente de trabajo, en contraste a la forma de liderar masculina que  se describe como instrumental y basada en el mando.

La deuda, con todo, sigue siendo el reconocimiento al género. A pesar de que hay un mayor status conseguido por las mujeres, las oportunidades y las retribuciones aún no son las mismas.

Además de lo económico, aún muchas empresas no atienden las otras dimensiones de las cuales las mujeres se hacen cargo y les demandan tiempo y atención, aunque las nuevas modalidades de Mangament están alineadas con un mayor compromiso y aceptación del Work Life Balance para las mujeres que deciden tener una carrera profesional.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa