Teletrabajo: por un ambiente más limpio y ciudades descongestionadas

teletrabajo2

Hace ya más de 40 años, en los primeros albores de la década del 70, que el físico Jack Nilles acuñó los términos telecommuting y telework, con el ánimo de empezar a experimentar con las presumibles mejoras que podrían derivarse de menores cantidades de empleados desplazándose cada mañana hacia sus oficinas y en las tardes de regreso a su hogar.

Teleworking ANY form of substitution of information technologies (such as telecommunications and/or computers) for normal work-related travel; moving the work to the workers instead of moving the workers to work.

Telecommuting Periodic work out of the principal office, one or more days per week, either at home, a client’s site, or in a telework center; the partial or total substitution of information technologies for the commute to work. The emphasis here is onreduction or elimination of the daily commute to and from the workplace. Telecommuting is a form of teleworking.

Aunque en Latinoamérica se sabe poco acerca de esta modalidad de trabajo, en Argentina para el 2010 existían 1.5  millones de teletrabajadores y varios países de la región como Colombia, Argentina y Perú han suscrito leyes y acuerdos de regulación al respecto.  En Estados Unidos se calcula que  existen al menos 21 millones de teletrabajadores, algo así como el 20% del total de la fuerza laboral de este país y para el final del 2012 habrán 1000 millones de trabajadores móviles a nivel global.

Desde el día de ayer y hasta hoy en se celebra en Corferias, el centro de exposiciones de Bogotá, la primera Feria Internacional del Teletrabajo, en el marco de otra de las iniciativas gubernamentales por incorporar una nueva mentalidad laboral sobre todo en los trabajadores cuyas herramientas de trabajo son las TIC, pues son el grupo de preferencia para esta clase de empleos.

En la  feria participan  empresas como CISCO, Telecom y Microsoft que con la participación de algunos de sus ejecutivos han mostrado sus casos de éxito y la reducción de costos que ha significado el impulso del teletrabajo, además de otras ventajas asociadas:

En el sitio Teletrabajo Colombia que el gobierno ha destinado para difundir información sobre esta realidad laboral poco publicitada en sus aspectos técnicos y legales, puede encontrarse gran cantidad de información sobre los avances a nivel mundial y sobre las grandes empresas que desde hace ya casi una década han incursionado en esta práctica:

De acuerdo a los negocios de Internet de Cisco Services Group,  la compañía ha generado un ahorro anual estimado de US$ 277 millones en productividad al permitir a los empleados trabajar a distancia.

No hay razón para que AT&T decidiera dejar a un lado su programa de teletrabajo, que ha ayudado a la compañía a reducir sus costos anuales por $30 millones y un aproximado de $150 millones en horas extras de trabajo productivo de los teletrabajadores.

IBM está ahorrando más de $ 100 millones al año en sus ventas de Estados Unidos.

IBM Canadá tuvo una mejoría de la productividad de los teletrabajadores hasta en un 50%.

Además de la evidente reducción de costos, tanto para los empleados como para los empleadores, una de las más grandes ventajas de su implementación es la reducción de la contaminación en las ciudades y la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos, como se anota en el artículo El teletrabajo como impacto positivo en la ciudad de Bogotá:

20 minutos diarios de desplazamientos hacia y desde la oficina, suponen anualmente la pérdida en carretera de dos semanas estresantes de cuarenta horas laborales cada una. Si el cinco por ciento de los trabajadores que se desplazan diariamente a Los Ángeles, California lo hicieran un sólo día a la semana, se ahorrarían unos 300 millones de kms de viajes al año y se evitarían que 47 mil toneladas de productos contaminantes entraran en la atmósfera. El teledesplazamiento supone, un ahorro de energía, una mejora de la calidad del aire y un aumento de la calidad de vida. No es un mal negocio”. George Bush, marzo de 1990

Ayer, durante la celebración de la primera jornada de la feria 26 organizaciones públicas y privadas entre ellas los Ministerios TIC, del Trabajo y la Alcaldía de Bogotá, firmaron un pacto para incentivar la cultura del trabajo flexible mediado por las nuevas tecnologías en las organizaciones colombianas. El acuerdo suscrito busca promover además el uso intensivo de las TIC, la transformación de la cultura organizacional hacia políticas más flexibles y  el desarrollo de políticas corporativas que beneficien a los trabajadores móviles. Dentro de las empresas que suscribieron el pacto  se encuentran  Microsoft, Cisco, Citrix, Huawei, la Fundación Corona.

Estos avances, que implican el compromiso de las instituciones públicas y privadas del continente, la estructuración de políticas públicas, así como el esfuerzo por darlas a conocer, vienen a ratificar que Internet ha cambiado el mundo de muchas maneras y que uno de los ámbitos humanos que más beneficio podría encontrar  a través de su uso es el del desempeño laboral, pues gracias a la posibilidad de comunicarse remotamente a través de teléfonos celulares, computadores, tabletas y una conexión a Internet, las relaciones laborales han empezado a transformarse profundamente y poco a poco los empresarios de toda América Latina tendrán que empezar a incorporar el teletrabajo a sus mejores prácticas.

Los invito a explorar a fondo este tema de interés para todos los involucrados con el trabajo en TICs y a consultar El Libro Blanco del Teletrabajo, producido por el Ministerio TIC para informar a todos los empresarios y empleados de América Latina sobre esta realidad.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.