Inteligencia mobile: ¿Por qué hay que ir más allá de la geolocalización?

geolocalizacion (1)

Sin duda, 2012 es el año en que se trata menos de pensar en estar presente en mobile que en cómo es la manera más efectiva de hacerlo.

La pregunta más bien sería si existe un “mapa mobile”: cuándo y cómo incorporar nuevos tipos de tecnología, con qué presupuesto se cuenta, cuál es la dinámica mobile del consumidor, qué necesidades tiene y por supuesto, a qué cantidad de usuarios se está apuntando.

Algunos números de la región:

Los dispositivos tecnológicos (por fuera de la PC) representaron el 2.1% de tráfico web en Argentina y 2% para Brasil durante 2011. comScore asegura que el crecimiento de este tráfico representó 100% en Argentina entre 2011 y 2012.

México y Chile, por su parte, toman la delantera en este aspecto: para cada país, 4.6% de su tráfico proviene de celulares y tabletas. Con más detalle, las cifras indican:

• Argentina: 70% del tráfico web por fuera de la PC es mobile, 25% de tabletas.

• Brasil: 54% del tráfico web por fuera de la PC es mobile 44% de tabletas

• Chile: 81% del tráfico web por fuera de la PC es mobile , 15% de tabletas

• México: 59% del tráfico web por fuera de la PC es mobile, 30% de tabletas

Como se puede ver, México y Brasil son los más grandes mercados de tabletas en la región. Tanto estrategias de Marketing, cuanto emprendedores, deberían dirigir la mirada hacia esos mercados en busca de nichos de negocio. Puntualmente, Cisco indica que éste tipo de tráfico web representará para Brasil el 21% de su tráfico total.

El factor contextual

Los consumidores adoptan y usan servicios y productos que les resultan adaptables a sus necesidades. En términos de mobile, esto implica servicios que ofrezcan inmediatez y simplicidad en una experiencia de tipo contextual.

Los negocios que cuentan con la capacidad de diseñar experiencias contextuales apuntan a ser los más exitosos en un futuro no muy lejano.

Forrester define el contexto como “la suma total de lo que el cliente ha dicho y está experimentados en el momento de engagement”

El contexto incluye:

Situación: el lugar donde se encuentra (incluye altura, tipo de territorio, clima, velocidad a la que se mueve)

Preferencias: la historia de decisiones personales que el cliente ha compartido

Actitudes: los sentimientos o emociones implicadas en la logística y las acciones del consumidor.

Según Forrester, los profesionales de los negocios digitales tienen muy poco en cuenta estos factores contextuales a la hora de diseñar productos y estrategias.

Inteligencia mobile: un paso más allá

Hasta ahora, las estrategias mobile suelen utilizar la situación del consumidor como disparador para indicarle, por ejemplo, donde se encuentra la tienda o el hotel más próximo.

Sin embargo, el uso de la situación o geolocalización, es a esta altura, el mínimo requerimiento de lo que un consumidor mobile espera como servicio en su dispositivo. Las expectativas crecen rápidamente.

Los negocios móviles necesitan desarrollar una mayor inteligencia sobre el consumidor mobile, teniendo en cuenta la totalidad de los factores contextuales y planear cómo usar esa información, por ejemplo temperatura o altura de donde éste se encuentra.

Forrester plantea algunos escenarios muy interesantes en el uso inteligente de la información contextual para distintas industrias:

Bancos: ¿Debería solicitarle a un usuario los mismos niveles de autenticación en casa, en el trabajo o fuera de su páis de origen?

Hoteles: ¿Debería cobrársele lo mismo a un cliente por una habitación si se encuentra a una hora o a diez horas de su casa?

Aerolíneas: ¿Qué tipo de servicios se le debería mostrar a un pasajeros cuyo vuelo sale en dos horas? ¿Y si saliera en diez minutos?

Retailers: ¿Qué debería ocurrir si un cliente estuviera usando una aplicación para ver precios o servicios de la competencia?

Seguros: ¿Cómo usar mobile para prevenir compartamientos riesgos? Por ejemplo enviar textos o llamar por teléfono cuando se maneja.

Seguramente, las puertas que abre la inteligencia mobile pueden disparar nuevas posibilidades para los negocios, por supuesto, si existiera la infraestructura necesaria para poder llevarlas a cabo.

Lo cierto es que estamos en el germen de lo que pueden ser las múltiples facetas que puede abrir un uso hasta creativo de información contextual y estar a la altura de las expectativas de un consumidor mobile cada vez más exigente.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa