Menu Superior

Curadores de contenido: ¿los “superhéroes” de la era digital?

Steve Rosenbaum, autor del libro of Curation Nation: How to Win in a World Where Consumers are Creators define a los curadores de contenidos como aquellos “superhéroes” de la era digital ¿por qué? Porque resuelven, en su perspectiva, el gran problema al que se enfrentan las personas ante el bombardeo de información disponible en la web: la imposibilidad de filtrar.

De hecho, la pasividad es lo que caracteriza a la mayoría de los usuarios en Internet. “Más del 95% compone esa masa. Entre ellos no hay diferencias. Simplemente usan la web para informarse y fisgonear. Un aproximadamente 5% restante son los que producen el contenido: los ya pasados de moda o bloggers y los ahora de moda o curadores de contenido” apunta el periodista chileno Ricardo Moreno.

De hecho, la curación se contenidos se define como un proceso de clasificar, etiquetar, en definitiva filtrar la información que ya existe, con un determinado objetivo o target en mente. 

La figura de “curador” es extrapolada desde el arte, donde los curadores son los encargados de esa delicada planificación y selección de obras. Los curadores de contenido definen e identifican los tópicos que incluirán mientras que brindan a lector el contexto, el marco que ayude a los lectores a comprender mejor y más rápido esa información.

Hasta el mismo Rosenbaum llega a decir en la publicación que la gente pagará por contar con un intermediario que les provea esa economía digital: claridad, autoridad, contexto, y sobre todo, rapidez en la vorágine de tiempo y exceso de información.

“Curar” no es bloguear

Si bien muchos blogger se toman el tiempo para seleccionar lo que consideran apto o adecuado para sus lectores entre los que otros han creado y lo postean en su propio sitio, la diferencia o lo que hace distintivo a un verdadero blogger es la producción original de contenido.

Sobre los primeros, quizás sobra reiterar que no están en peligro de extinción pero que son escasos: “Muy escasos. ¿Y por qué son tan pocos? La respuesta es simple: bloguear cuesta. Lo principal: cuesta tiempo y más si se quiere hacerlo bien y para la dinámica  web, aún más. Y si alguien se pregunta, ya que tanto cuesta, ¿por qué andan perdiendo el tiempo blogueando? es que no ha leído a Andrew Sullivanseñala Moreno.

Curación en el sentido estricto, implica menos creación y más búsqueda y filtro, es una cuestión que apunta más a la selección, de ahí que la identificación de tópicos sea fundamental. El éxito de la curación de contenido reside en cómo se defina, busque y filtre la información en relación al objetivo.

“Estas características también podrían aplicar para bloguear, pero con un fondo distinto: mientras el bloguero, aunque copie, se centra en la escritura como creación de contenido, el gestor de contenido no crea, sólo selecciona y edita” subraya Moreno.

Manos que curan

Ponerse manos a la obra en cuestión de curación implica ciertas pautas: “Gestionar contenido también cuesta, pero cuesta menos. De partida no es necesario saber escribir —nos quitamos un gran peso de encima. Aquí no hay que crear nada” aclara Moreno, que destaca también que sólo se necesita saber como:

-Buscar y filtrar en la web

-Utilizar las herramientas para gestionar

-Buen criterio para filtrar

-Mantener la línea editorial

-Tener en cuenta que a menos contenido, más calidad y enfoque.

El sitio Storify describe una serie de fases a tener en cuenta a la hora de curar contenido:

Descubrir: Identificar todos los sitios que hablen del tópico que interesa. La primera recomendación es hacerlo en los motores de búsqueda, pero también Twitter, RSS Feeds o Flipboard.

Producir: Una vez identificado el contenido, utilizar las herramientas de curación a los fines de filtrar el contenido deseado. Algunas de las herramientas más eficientes para curar contenido son:

Scoop

Storify

Curationsoft

Pearltrees

Page One Curator

Tumblr

Pinterest

Paper.li

Snip.it

Compartir: un tema curado que no se comparte, simplemente no cumple su función. Twitter, Facebook y demás redes sociales y plataformas ponen en contacto con las audiencias online. SIEMPRE recordar citar la fuente base.

Actualizar: es el corazón de un tráfico constante y fiel, básicamente le da el incentivo al usuario para visitar el blog/sitio y/o recomendarlo.

Medir: contrastar los resultados, visitas, feedback en redes sociales, comentarios de los posts. De esa forma, se obtiene los tópicos o subtópicos que tienen más popularidad y afinan la búsqueda para la próxima curación.

No comments yet.

Deja un comentario