El networking: la habilidad social sine qua non para ser emprendedor.

red

En el medio de los emprendedores se habla mucho acerca de la importancia de una buena idea, del desarrollo óptimo de un MVP, de la búsqueda de capital y de las constantes implementaciones a los servicios que se están desarrollando.

Pero además de todo esto, uno de los asuntos más relevantes para cualquier empresario en ciernes es el networking, o dicho en palabras más sencillas: el desarrollo de las habilidades comunicativas y de relaciones públicas que constituyen  el material  mismo del tejido de las redes de emprendedores en el mundo entero: la metáfora de la red cobra sentido por los mensajes y la información que se intercambia a través de ella. Es una red hecha de comunicación, de mensajes humanos, de información valiosa, es el catalizador de los encuentros en 3D. Hacer networking puede equipararse a la habilidad para tejer una red, en este caso de personas e información.

Si bien Internet ha facilitado y agilizado los contactos humanos a todo nivel, el cara a cara, el reunirse alrededor de un tema para hablar, sigue siendo por excelencia, la práctica más propicia para intercambiar ideas de proyectos, cerrar negocios y pasar un buen rato hablando.

En Latinoamerica a diario se celebran cientos de reuniones o meetups para propiciar el encuentro de mujeres, hombres, desarrolladores de aplicaciones, creadores de tecnología, aquellos quienes quieren involucrarse en el mundo del emprendimiento en startup weekends, en demo days  y un sin fin de eventos que sirven como pretexto y telón de fondo para que los actores del mundo emprendedor se encuentren cara a cara, intercambien ideas, datos, tarjetas de presentación y cierren tratos.

Algo que todo emprendedor debe entender desde el principio es que gran parte de su trabajo consistirá en hacer relaciones, mantener conversaciones, entablar diálogos, intercambiar información,  conectar personas, compartir ideas y  exponerlas ante quienes pueden estar interesados, compartir  sonrisas y hasta conversaciones triviales, pues ese intercambio personal es el verdadero sentido de todos los encuentros que a diario se celebran en el globo alrededor del tema de la tecnología y el desarrollo económico:  el encuentro en 3D para cooperar, compartir y ser  solidario en la búsqueda de soluciones ágiles para los propios problemas o los de los demás.

Hoy quiero compartir con ustedes algunos tips  que los ayudarán a desarrollar esta habilidad:

– Primero escuchar, luego hablar: esta es, en general, una buena estrategia para detectar el clima de la conversación y saber qué clase de intervención es idónea. Para saber si en un determinado grupo usted es más adecuado para ofrecer su conocimiento o si más bien tiene cosas que preguntar a los demás.

-Interesarse genuinamente por las ideas y participaciones de los demás. Este es un elemento básico de la comunicación humana: prestar atención para así ser merecedor de la atención de los demás.

– Mostrarse dispuesto a ofrecer su ayuda .

– Establecer contactos entre personas que puedan tener intereses comunes pero que no comparten el espacio físico en ese momento: “puedo ponerte en contacto con alguien que sabe mucho de este asunto”. Hacerlo de inmediato si es posible a través del celular, el tablet o el computador.

– Poner a disposición de los demás todo el conocimiento que se tenga respecto a un determinado tema si es que puede serle de ayuda: una experiencia similar, una forma de llevar una determinada situación, soluciones posibles a hipotéticos problemas, lecturas sugeridas o recomendadas o referencias a expertos en un tema.

– Cuando se trata de consultar a un experto en una materia este generalmente preguntará ¿en qué puedo ayudarte? En ese caso es aconsejable tener preparado un buen pitch acerca de la asesoría que se requiere: “tengo este problema puntual y quisiera saber si usted puede ayudarme a resolverlo”.

– Dirigir la participación. En un encuentro de 600 personas no es necesario interactuar con cada una de ellas, ni dejar sus datos a todos. Busque a las personas que pueden ayudarlo o a las que podría ayudar, converse a profundidad con ellas y que lo demás llegue por añadidura.

– Cuando establezca contactos posteriores vía email, procure ser breve y conciso. Use el correo electrónico para proponer encuentros cara a cara y las redes sociales para compartir información de valor.

Como en casi cualquier área de desempeño humano, la habilidad de comunicarse y de desenvolverse en estos encuentros tecnológicos, solo se aprende con la práctica constante y en el ruedo. Por eso mi recomendación principal de hoy es que asistan a todos los eventos de su  interés y empiecen a conformar su red de apoyo: cuanto más grande sea esta, más grande será la superficie que los cubrirá en caso de  ser necesario.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.

  • Wendy Racines

    Excelentes tips. Sin duda, el networking ha hecho que consiga la mayoría de éxitos que he podido lograr al emprender. Mi coach siempre dice que la conversación y dominar su arte es fundamental. Les comparto este artículo tan útil para diferenciar el impacto como emprendedores http://www.emprender-facil.com/es/el-arte-de-la-conversacion/