Hora del balance: Lo bueno, lo malo y lo feo del #CP05

talking-heads

Solemos decir en Colombia que  “cada quien habla de la fiesta de acuerdo a como le fue en ella”.  El sábado anterior, durante el último día de actividades en Campus Party, me dí a la tarea de consultar algunas opiniones de los campuseros sobre su experiencia en esta quinta edición.

Gente venida de todas partes del país, de toda condición social y de muy diferentes edades asistieron a este evento que ha logrado convertirse en un referente de lo que está sucediendo en materia de tecnología, emprendimiento, desarrollo y creación de empresas digitales en el país.

Las opiniones están divididas en cuanto a lo mejor del evento. En cuanto a lo malo parece existir unanimidad, pues la mayoría de campuseros que han asistido a varias ediciones y tienen posibilidad de comparación:  es evidente el recorte del presupuesto. Por otro lado  quienes asisten por primera vez encuentran  problemas de organización.

Sin embargo, esto no parece haber hecho mella en su deseo de continuar asistiendo pues a la pregunta de si volverían a la sexta edición de Campus Party (cuya celebración en Bogotá durante el 2013 está en entredicho) la respuesta unánime fue : Sí, claro que volvería.

Acá algunos de los testimonios que pude recoger el pasado sábado en la arena de Campus Party

Gloria Puerta, docente y antropóloga de la Universidad de Caldas, asiste por primera vez Campus Party.

Pude explorar nuevas cosas no solo desde la lógica de  la cultura digital, sino también  las nuevas tendencias, lo que será importante en este mundo de la tecnología en los próximos 5 años. Asistir a este evento abrió mi comprensión de muchas cosas.

La pregunta frecuente de ¿tu que haces aquí? dada mi profesión. También me pareció un evento  austero, se nota un presupuesto muy recortado y además mucha desorganización en los horarios. Como  que no se sabe bien qué pasó con la plata.

¿Volverías? sí,  volvería el otro año. Sobre todo si mantienen el área de cultura digital.

Santiago Jaramillo, Emprendedor Wayra, líder de Talent Surfers. Asiste por primera vez a Campus Party

Yo no soy profesional del sector digital, soy economista aunque he emprendido ya varias veces en empresas tecnológicas. Es la primera vez que asisto a Campus Party, todo esto es nuevo para mi y ha sido una sorpresa increíble. Apenas entré quedé en shock por ver tanta gente reunida alrededor de estos temas. Vine el lunes con el simple ánimo de conocer y luego  me quedé toda la semana. Me gustó sobre todo el ambiente en las noches. Muy chévere todo.

Aunque no me sucedió si supe de gente que fue víctima de pequeños robos y escuché hablar de inseguridad.

¿Volverías? Volvería, si Petro nos lo permite.

Tatiana Corredín y Leidy Franco. Cursan  grado 11. Asisten por primera vez a Campus Party enviadas por su colegio como reconocimiento a su buen desempeño académico.

Nos gustó ver tanta innovación en cada una de las áreas  y  la creatividad que tiene mucha gente.  Acá uno puede darse cuenta de que hay personas que  crean cosas muy llamativas y buscan siempre descubrir cosas. Nos gustó mucho también la conferencia sobre emprendimiento de Totto y el juego de El  Tiempo. Nos divertimos  mucho.

La forma como recibieron al presidente no me gustó y la desorganización que se notaba en muchas cosas.

¿Volverían? Sí, nos gustaría regresar para seguir viendo las nuevas posibilidades de desempeño en el área de tecnología.

Juan Carlos Pachón @artesanno y Alejandra Zúñiga @madame_web. han asistido a Campus Party desde 2008.

Alejandra

 Las  conferencias magistrales han estado muy buenas. Otra que me pareció excelente fue la de seguridad informática. El concierto de Akira Yamaoko fue estupendo y en general pienso que las conferencias estuvieron bien. También me parecieron muy buenos los talleres de php y los de construcción de cohetes.

 Fue evidente la desorganización. Yo he venido a todas las ediciones anteriores y las diferencias son muy grandes respecto a otros años. Definitivamente se nota y se siente mucho la falta de patrocinio. No hubo  concursos con grandes premios como otros años  ni kit de bienvenida. Han regalado muchas entradas y eso me parece una falta de respeto con quienes hicimos nuestros pagos en las fechas establecidas. Las diferencias con respecto a otros años se notan muchísimo en la falta de mesas, de puntos de Internet  y hasta la calidad de la cinta en la que portábamos nuestra credencial era baja. Y lo más feo fue la forma en que recibieron al Presidente Santos.

¿Volverías? Claro que sí.

Juan Carlos

me gustó mucho la conferencia de  Raúl Cuero porque fue disruptiva. Pude escuchar muchas buenas frases, el Doctor Cuero me pareció muy pedagógico. Primero explicaba conceptos, luego los aplicaba a un ejemplo y luego  iba en extenso sobre esos ejemplos. Y luego el taller que hizo en la tarde fue increíble. Ahí explicó y trató de ponernos a pensar sobre nuevas formas de asumir y entender la creatividad.

Por primera vez en cinco años se fue la luz y se cayó la red y la curaduría de contenidos del área de Social Media no me pareció muy buena.

¿Volverías? Sí.

Juan Pablo Buriticá, conferencista invitado, desarrollador en Onswipe. Asiste por primera vez a Campus Party.

Me gustó mucho ver que la gente se siente en casa al estar acá y  no les da pena sacar y mostrar sus rarezas.

No me gusta que el evento esté tan enfocado al gaming. Por otro lado, pienso que el enfoque del área de desarrollo no es adecuado, que tiene un nivel muy básico y que ya es hora de poner la gente a hacer cosas más desafiantes. La agenda me pareció un poco desordenada y encontré demasiadas charlas de nivel introductorio.

¿Volverías? Sí, si me invitan de nuevo regresaría.

Por mi parte, aunque no permanecí tanto tiempo como hubiese querido en Campus Party, me mantengo en la idea de que ya es momento de empezar a subir el nivel de complejidad de las conferencias, pues abundan las del nivel básico (algunas se repiten año tras año) y las de un alto nivel de complejidad son escasos.

También creo que sería aconsejable  separar los contenidos no por áreas de conocimiento como hasta ahora, sino más bien de acuerdo al público al que se dirigen (amateur, aprendiz, profesional, experto). En cuanto a la organización percibí particularmente molesta la aglutinación de los diferentes espacios de conferencias, condición que no permitía un buen sonido y que me produjo la sensación constante de ruido y desorden.

No obstante creo que Campus Party debe seguir celebrándose en Colombia pues es un espacio al que confluye mucha gente del país que sin este evento, que centraliza buena parte del estado del arte, se quedarían sin acceso a todo este conocimiento. La propuesta es un ajuste de tuercas.

Y como espacio de intercambio de ideas entre los diversos actores del panorama tecnológico del país lo encuentro invaluable. Ese es su gran valor, pues aunque las redes sociales y la comunicación a través de Internet hayan abierto la posiblidad de ponernos en contacto, es en el cara a cara y en el diálogo continuado en donde aparecen y encuentran campo para desarrollarse las grandes ideas.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.