¿Puede ser Amsterdam un buen paso previo para llegar a Silicon Valley?

874224_68968408
Hace poco les conté acerca del proceso de aceleración  e inversión que obtuvo la startup argentina PostCron dentro del programa Rockstart Accelerator la incubadora  hermana del circuito de eventos tecnológicos  StartUp Weekend, cuyas bases centrales se ubican en Amsterdam.
Una vez pasado el DemoDay y las luces, entrevisté a Don Ritzen CEO de Rockstart Accelerator, acerca  del programa, su visión de América Latina y cómo les fue a sus incubados.
MCL:  ¿Por qué Amsterdam puede ser un buen lugar para acelerar Startups?
DR:  Es una gran ciudad porque existe una comunidad  de emprendedores tecnológicos en pleno crecimiento que ese están ayudando entre sí. El ecosistema de eventos es enorme:  desde el StartUp Weekend Amsterdam, Hackers& Founders,  Appsterdam, Productcamp, Online Tuesday,  que son oportunidades reales para conocer personas que pueden resultar fundamentales para tu empresa.
Junto a ello, Amsterdam es una ciudad verdaderamente cosmopolita, todos hablan inglés y posiblemente otros idiomas. Al ser una sociedad liberal y de mente abierta, es el lugar para poner a prueba muchas ideas innovadoras.
La web es una industria urbana, y que puedas acceder a un lugar que es atravesado por distintas culturas, ideas y bagajes, es como ir a la fuente social natural de la innovación.
Pero sobre ello, Amsterdam sigue siendo Amsterdam, eso quiere decir que no es Londres una ciudad con millones de personas, sino que hay proximidad y posibilidades reales de proximidad e intercambio.
MCL: ¿ Cuál es la metodología que propones Rockstart Accelerator? ¿ Cuál es su valor diferencial?
DR:  Nuestro diferencial es  no solo porque realizamos un trabajo realmente intensivo en un programa estructurado alrededor de la relación entre mentores y emprendedores, sino que nos focalizamos realmente en el crecimiento personal del equipo emprendedor, preparamos a estos chicos para ir a Silicon Valley y vamos en un viaje de negocios de 25 días. Cerramos el círculo.
 La metodología de trabajo propuesta por RockStart Accelerator se basa en 3 pilares:
“Tune” o Sintonía.- En este paso las empresas afinan su trabajo para crear el producto correcto que se ajuste al mercado, que usualmente es el requisito  más complicado  para las startups en fase de early stage.
Práctica.- Eso de validar la idea  con un grupo de usuarios o clientes piloto, con el fin de obtener el mejor feedback posible de ellos. La práctica también incluye el desarrollo de  Recursos Humanos.
Pitching.-  Hablar, vender, convencer.
 Cerré mi entrevista preguntándole a Don acerca de las expectativas de su programa en  América Latina, que me parecieron no tomar como
punto de partida al ecosistema sino los casos individuales de cada startup aplicante. En el caso de PostCron la expectativa era alta porque de alguna forma ellos ya tenían un producto muy cerrado, una tracción importante y el foco exacto para su startup.
” Argentina es un  lugar difícil para lanzar una empresa con ambiciones globales, el ambiente de de negocios es muy difícil con muchas intervenciones del estatales” me comenta Ritzen, quien, y  me sorprende a renglón seguido ” no hay muchas empresas exitosas de las cuales aprender”, una verdad a medias.
Viendo la foto completa
Tras la conversación, me pregunto, si todos los caminos llevan a Roma, donde Roma es Silicon Valley,  por qué un emprendedor latinoamericano debería contar este escalón intermedio en lugar de hacerlo directamente. ¿Por qué  es mejor dejar un porcentaje de su empresa en Amsterdam para luego ir a Silicon Valley?
En el caso de PostCron, que ya era un producto ganador mucho antes de tomar el avión,  sin duda el premio se lo han llevado sus inversores y nuevos socios, que saben que si hacen bien las cosas, pueden tener entre manos un negocio parecido ( esperemos mejor servicio) al de BuddyMedia y por un share realmente alto de la empresa ( 20%).
El factor que quiero resaltar es de la efectividad en la obtención de la inversión inicial.  Durante el mismo periodo que he seguido de cerca el caso de PostCron ( 4-5 meses) , conozco de tres o cuatro historias de startups que  están cerrando su primera ronda en América Latina, sin que aún todo llegue a estar 100% concretado.
Este tiempo de demora, es un factor fundamental en la evaluación de oportunidades por parte del emprendedor y elección de “escalones previos” para llegar a Roma.