El modelo de The Long Tail en el mercado de las aplicaciones móviles

Captura de pantalla 2012-06-12 a la(s) 19.45.46

Hace ya 8 años que Chris Anderson en el popular artículo de Wired “The Long Tail” describió la forma en que la economía de la Red empezaba a abrir espacio a infinidad de pequeños mercados de nicho que podrían llegar a captar una masa de usuarios mucho mayor en su sumatoria que los productos dirigidos a las grandes masas. Todos los servicios que solucionan las necesidades de pequeños grupos han sido uno de los bastiones para el crecimiento del mercado del Saas y de los servicios a través de la Red.

Con la emergencia del mercado de las aplicaciones móviles, también descrito por Anderson en otro publicitado artículo de Wired “The web is dead. Long live the Internet”, este modelo de The Long Tail ha empezado a imponerse en los mercados móviles de economías de alto crecimiento, aunque por el momento tiene algunas limitaciones.

De acuerdo con el estudio llevado por Ericsson “Emerging app culture” para describir esta evolución en tres países con economías de alto crecimiento (India, Rusia y Brasil)  el mercado de los smartphones y de las aplicaciones está siendo un factor clave en la transformación de la vida diaria de las personas y en el futuro jugarán un papel muy relevante en la consolidación de una verdadera cultura de la hiperconexión.

Sin embargo, la evolución de estos mercados de nicho para las aplicaciones móviles, aún en las economías más fuertes y de mejor crecimiento en la actualidad, se ve  fuertemente afectado por factores específicos. Aunque la participación en medios sociales ha sido un detonador para el uso de Internet móvil en  todos los mercados, tanto en los más desarrollados como en los emergentes, hay un cambio interesante en las preferencias de los consumidores hacia aplicaciones especializadas: aplicaciones del long tail.

Aunque es un hecho que los early adopters usan sus aplicaciones mucho más que los nuevos usuarios, esta  evolución es generalizada: cada vez se compran más aplicaciones especializadas, pues los usuarios parecen tener un interés muy fuerte en usar las que los ayuden a enfrentarse a sus rutinas diarias y a interactuar con lugares, personas y cosas en sus ambientes urbanos.

¿Cuáles son por ahora los limitantes para este crecimiento? El ancho de banda disponible; los esquemas de suscripción a planes de datos; el soporte ofrecido por el sistema operativo y la madurez de los usuarios.

En el estudio conducido por Ericsson el 41 % de los encuestados respondió que frecuentemente posponen la descarga de aplicaciones hasta encontrar disponible una conexión abierta; el 50%  descargan las aplicaciones a  su computador para no exceder los límites de sus planes de datos. En resumen estos son los tres grandes factores que se han identificado como barreras al crecimiento de los mercados de nicho de las aplicaciones móviles:

Madurez del Mercado

-Los planes de datos disponibles no son aún tan buenos y cómodos en sus precios como para alentar a los usuarios a la hiperconectividad y al uso frecuente de aplicaciones.

– Existe el temor de que haya costos inesperados derivados de conectarse para descargar aplicaciones que consumen buena parte del ancho de banda disponible en algunos planes de suscripción.

Madurez de la Red

– Los operadores aún no ofrecen una velocidad adecuada para el uso constante de aplicaciones.
-Los operadores no ofrecen conexiones fiables.

Madurez tecnológica

– Existen limitaciones en la comprensión por parte de los usuarios  acerca de como descargar y usar las aplicaciones
-Las baterías de los smartphones aún no ofrecen suficiente autonomía como para un uso constante de aplicaciones.
– Los sistemas operativos aún no son tan eficaces como para no producir limitaciones en el funcionamiento de los equipos con un gran número de aplicaciones.
– Los usuarios tratan de optimizar la capacidad de almacenamiento de sus aparatos.

En momentos en que el mercado de las aplicaciones apenas empieza a despegar en la región y con algunos tímidos intentos por incursionar en este área es preciso no perder de vista la experiencia de los mercados más evolucionados, empezar a considerar el estado de madurez del entorno de Internet y así desarrollar productos que se ajusten a las limitaciones y requerimientos de nuestro ecosistema.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.