Usabilidad Web: No lo digas todo en el Home Page, aprende a priorizar

web-planning

La página de inicio o home de un sitio web o blog, es a menudo la única oportunidad que tenemos para convertir visitantes en clientes. Es el instante donde es posible retener a cada cliente, tal y como se tratara de la portada de  un periódico.  En este caso particular, una de los aspectos más relevantes en un diario de prensa (impresa) es la prioridad que se le da a las noticias más importantes, por citar un ejemplo. De esta manera las páginas internas del diario se ven beneficiadas por ser tratadas como tal, al capturar usuarios que a partir de estas podrán revisar otras secciones del mismo, logrando así el objetivo: conquistar clientes.

Es por ello que entre los elementos más importantes a tener presente a la hora de diseñar un Home page de una web o bitácora es: priorizar la información.

A estas alturas, Internet está invadido de sitios cuyas páginas de inicio están llenas de un volumen de contenido tal que al usuario le resulta complejo digerir, dada la forma tan diversa y desordenada de cómo se pretende mostrar la información.

Por citar un ejemplo, ScienceDaily es el sitio donde como usuario no sabría que hacer al llegar al Home, no sabria por donde comenzar. Este tipo de páginas demuestra como la lucha por abrir espacios en el home, el conflicto de áreas, entre otros detalles, produce como resultado sitios web que dicen tantas cosas que a la final no dicen nada.

La página principal es la cara de tu empresa, marca o comunidad online ante el mundo. Sus clientes actuales y potenciales lo primero que verán es su home page, antes de tratar de hacer un negocio con usted y si ese primer acercamiento se torna  complejo y confuso pues las oportunidades de venta se irán.

En este sentido, aprender a priorizar es la tarea, en vez de tratar de abarcarlo todo en la página principal, si es que realmente queremos resultados efectivos. Sin embargo la pregunta es ¿Cómo construir  mi página de inicio de manera eficiente?

Entre las recomendaciones que se pueden tener en cuenta, para evitar diseños poco efectivos por desorden y exceso de información en la página principal, podemos mencionar:

Indentificar el tipo de información que más ayudará a los usuarios a cumplir su objetivo

Por lo general, lo que ayudará a los usuarios de tu nicho a cumplir sus propósitos, casi siempre resulta ser aquello que dominamos mejor, en lo que somos más fuertes. Tu  sitio web, marca o negocio en línea, seguramente ofrece diversas soluciones a sus usuarios. No obstante, podría darle prioridad por ejemplo, a aquella información cuyas soluciones son tu fortaleza y donde con seguridad podemos dar una solución efectiva a los clientes. Luego un consumidor satisfecho seguramente te preguntará ¿qué más tienes para ofrecer?

Reservar un espacio para el contenido destacado

Ya sea a través de una Slide, panel, o imagen, los elementos destacados gozan de tener la capacidad de proyectar o resaltar contenido que ayuda a un sitio web o blog a adaptar y personalizar la experiencia de sus usuarios basado en los intereses e intenciones de los mismos.

Por tanto, destacar lo más importante o lo más frecuente de tu sitio en su página principal, es estratégicamente efectivo pues permite presentar el contenido adecuado a las personas adecuadas en el momento adecuado.

Dar jerarquía y orden de relevancia a la información

Un diseño que permita estructurar la página de manera que la información se pueda organizar ya sea por notas más destacadas, artículos más leídos, primicias o noticias de última hora o simplemente darle relevancia a aquellos que más buscan tus usuarios , es de gran utilidad para dar prioridad a el contenido que más le pueda interesar a sus visitantes.

Organizar los elementos de su sitio conforme a su probabilidad de uso

“Diseñar para lo más probable y no para todo lo posible”, así se titula este interesante artículo en el que su autor hace énfasis respecto a que los sitios web deben ser diseñados específicamente para usuarios concretos conforme a sus objetivos más probables.

En este sentido los elementos que componen el sitio, en especial los que hacen parte activa de la página principal, deben priorizarse y organizarse conforme a su  probabilidad de uso.

Recuerda que “menos es más”. Por tanto, si tratamos de decirlo TODO en la página de inicio, podría suceder por ejemplo, que  los visitantes no tengan necesidad de explorar más nada en su web, pues se lo has tratado de decir todo en una sola página hasta el punto que ya dejo de resultar interesante estar allí. Entre más elementos de información incluyas, menor será la posibilidad de ser percibidos por los usuarios. ¡A simplificar se dijo!