Thotz.co: una extensión de tu cerebro

Captura de pantalla 2012-05-28 a la(s) 10.51.08

¿Cuál es el ancho entre cada una de las caras de los rieles de una vía del tren? La medida internacional es de  1.43 m aproximadamente  y se basa en los diseños de las calzadas romanas en las que era necesario que cupieran dos caballos con sus respectivos carruajes. ¿Es necesario qué aún tengan esta medida? ¿qué pasaría si cambia? ¿hace cuántos siglos que dejamos de transportarnos en caballos?

Con el propósito de romper paradigmas establecidos aparece Thotz.co, un proyecto basado en la idea de cambiar los modelos de acceso y visualización de la información con los que hemos trabajado hasta ahora en la Red.  Su finalidad es hacer accesible el contenido que hemos almacenado desde cualquier dispositivo, momento y lugar. ¿Quién no se ha enfrentado al problema de necesitar un archivo que tiene almacenado en Gdocs –por ejemplo- pero que no puede compartir o consultar desde su iPhone?

Carlos Rozo es el líder de esta startup, que forma parte del selecto grupo de 10 proyectos que están siendo incubados por Wayra durante este 2012 en Colombia. Carlos es un colombiano que tras varios años fuera del país, en los que en los que trabajó en cerca de 30 países, para varias empresas de tecnología, regresó convencido de que es necesario empezar a trabajar en Colombia mucho más con tecnología que con manufacturas. Con un equipo de cinco personas en total  desde hace tres semanas son otro de los grupos habitantes de La Academia Wayra.

Mi conversación con él transcurre en el Agora, el espacio más adecuado para hablar de Thotz pues su proyecto involucra conceptos que son y han sido de interés de los filósofos y los científicos a lo largo de todas las épocas: cómo funciona la memoria, cómo es que buscamos y encontramos información en nuestro cerebro.

Carlos Rozo, líder de Thotz.co. Fotografía de PulsoSocial.

De acuerdo con Carlos, el actual paradigma de  acceso a la información es obsoleto. Para demostrarlo basta con revisar las analogías a través de las cuáles se han estructurado los modelos de almacenamiento y búsqueda de información en la Red: carpetas, archivos y escritorios, imágenes que parecen tomadas de una películas de los años setenta. Thotz pretende ser más bien una extensión del cerebro, una memoria alterna a cuya información tenemos acceso de la misma forma en que el cerebro lo hace por múltiples asociaciones de un recuerdo disparado desde cualquier parte.

Thotz, que es una forma abreviada y coloquial de decir “thoughts”, quiere cumplir con el propósito de ayudar a los usuarios a centralizar el contenido que tienen almacenado en sus distintos servicios web, hacerlo mucho más accesible y disponible en una interfaz con un gran componente de imágenes, y así ofrecer una forma de visualización que genere una nueva experiencia de usuario al ayudar en la generación de todos los caminos posibles para llegar a la información que necesita.

“La idea nació de mi experiencia de  muchos años de trabajo en organizaciones y con mucha gente: el problema de acceder a la información y de tenerla cuando se necesita  es un problema central en todas las empresas. Con este servicio queremos generar una experiencia de usuario diferente, resolver el problema de dónde o  en qué  dispositivo está almacenada, la nube debe darme la posibilidad de disponer de toda mi información en cualquier momento o entonces deja de tener sentido”

 ¿Cuál es el modelo de negocio de Thotz?

Se calcula que el 20% del tiempo dedicado a trabajar se consume tratando de llegar a una información que no sabe en dónde está. En términos de dinero esto significa 5 millones de dólares al año por cada mil empleados en una compañía. La idea es que las empresas  puedan ser más eficientes y aumentar su productividad mediante el acceso a esta herramienta. Funcionará bajo el modelo Freemium y está enfocada al mercado empresarial. En principio se ofrecerá membresía gratuita hasta para tres personas de una compañía y a partir de allí se empezará a pagar. El mercado objetivo en esta primera fase, son las cuatro millones de empresas que están en Google Apps. El resultado final debe ser que los usuarios puedan organizar su información como un magazín con su propio contenido así sea corporativo.

¿Adónde proyecta llegar Thotz.co?

 En el futuro esta herramienta podría concretar el sueño de que los aparatos sean una verdadera extensión del cerebro y puede ser de gan valor como un insumo para hacer curaduría de contenidos. Aunque en apariencia no es tan social como otros servicios su gran valor reside en la posibilidad de convertirse en la memoria colectiva de una organización y de los procesos que llevaron a desarrollar metodologías, de los caminos mentales que los posibilitaron. Con una primera versión que estará disponible en algunos meses es uno de los proyectos más ambiciosos en términos de desarrollo, mejoras y proyección de este 2012 en la Academia Wayra.

Al final de nuestra conversación Carlos ha dejado este mensaje a los emprendedores de América Latina: “Es necesario soñar y tener ideas, grandes ideas, soñarse lo que parece imposible. Pero también es necesario en este mundo del emprendimiento ejecutar, tomar riesgos. Probar las ideas y desarrollas metodologías propias a partir de todas las herramientas que ofrece Internet. Hay que perder el miedo a equivocarse y sobre todo ser capaz de tomar riesgos”.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.