El atentado en Bogotá : cubrimiento desde las redes sociales

somosmas-atentado

Mientras trabajaba esta mañana en la edición de una nota para PulsoSocial, en compañía de mis amigos Laura y Andrés desde un café en el norte de Bogotá, escuchamos un estallido muy fuerte. Andrés simuló caer herido,  Laura refrescó su cuenta de twitter y fue así  como encontramos esta primera actualización, a las 11:02 am, que nos informaba acerca de lo que presumiblemente sucedía en ese mismo momento en la ciudad, a pocas cuadras del lugar en el que nos encontrábamos.

De inmediato Andrés llamó a su hermana, quien estudia en el área, ella se encontraba justo enfrente del lugar en el que ocurrió el estallido, bastante afectada por las imágenes que tenían lugar ante sus ojos. Fue así como nos enteramos de lo ocurrido: a través de nuestros computadores y teléfonos celulares.
A partir de ese momento el rumor empezó a correr rápidamente a través de twitter, las primeras fotografías fueron actualizadas y sin entender bien del todo revivimos momentos que creíamos enterrados en el pasado lejano, de tiempos en los que aún debíamos encender la radio o la TV para enterarnos de lo que sucedía después de escuchar algún sonido “extraño”.
Publimetrocol, uno de los medios de comunicación con mayor presencia en redes en Colombia, fue el primero en llegar a este, uno de los sectores comerciales más activos de la capital colombiana y a escasos metros de la Avenida Caracas, uno de los corredores viales que mayor número de pasajeros transporta a diario de norte a sur y de sur a norte de la ciudad. La reportería estuvo a cargo de Camilo García.
A la 1:34 de la tarde La Silla Vacía, el principal medio de análisis político completamente online del país, actualizó esta nota en la que se ofrecía una lectura de los hechos al examinar las reacciones de la denominada derecha del país en sus respectivos perfiles de twitter, red que recientemente ha cobrado una gran importancia en el escenario político local: el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, hace un buen número de actualizaciones diarias dando a  conocer sus puntos de vista sobre debates centrales para el desarrollo de la ciudad, y el ex-presidente Alvaro Uribe lo utiliza como su principal medio de comunicación para ejercer la oposición.
Durante todo el resto de día se han  hecho un sinnúmero de actualizaciones en medios de comunicación, manifestaciones de rechazo de toda clase y en particular una manifestación contra los actos violentos a la que se ha llamado a través de twitter con el tag #NOalterrorismo #colombiasinmiedo.
Que hace mucho tiempo los medios de comunicación tradicionales como el periodismo escrito, la TV y la radio ya no son los primeros en llegar al lugar de los acontecimientos no es ninguna noticia. Que los ciudadanos ahora cuentan con muchas más herramientas para informarse y aún más para informar, tampoco parece ser ya una novedad.
Lo que parece digno de análisis es una nueva forma de comunicación que nos pone al tanto de los eventos mucho más rápido de lo que nunca antes llegamos a imaginar, que nos permite reaccionar más rápidamente y que, entre otras cosas, nos ofrece la sensación de no estar solos en nuestro sentir de rechazo y tristeza ante lo ocurrido hoy en Bogotá. Que un nuevo periodismo y una nueva forma de comunicar han nacido es un hecho. Y que la tecnología, los dispositivos móviles, los servicios y las aplicaciones desarrolladas para ayudarnos en casi cualquier cosa están a la orden del día es una realidad en la que ya vivimos. Faltará, que como propusiera ayer Vivek Wadhwa en Ciudad de México, ahora nos inventemos aplicaciones para cambiar al mundo. Uno en el que no tengamos que informar sobre hechos desastrosos.
En mi próxima nota publicaré una breve entrevista con Camilo García, reportero de @publimetrocol quien cubrió estos hechos a través de las redes sociales, ayudando con su labor no solo a mantener informados a los colombianos , sino además posicionando a este medio como un referente de información local a través de la Red que usa y acopia todas las herramientas disponibles para informar.

Acerca del autor

Aleyda Rodriguez

De profesión filósofa. Editora y redactora de contenidos para la Red. Ha trabajado para diversas marcas del entorno tecnológico, publicitario y de PR que operan en Colombia. Aprendiendo a usar sus gadgets para producir y reproducir conocimiento en Internet.