Creando una startup: los cuatro pasos que debes cumplir antes de tener “la idea”

iStock_000019376643Small

Comúnmente pensamos que  para crear una empresa el punto de partida es “la idea de negocio o producto, sin embargo en mi experiencia, para que tengas mayor probabilidad de éxito, sugiero que  el orden sea:  encontrar un cofundador, identificar problemas, “armar la idea” y solo entonces  validar “la idea”, que dará origen a la empresa la empresa.

Paso a describir cada paso previo al “Eureka”:

1. Encuentra a tu cofundador

El primer paso, antes de identificar, ideas, mercados, e intentar desarrollar productos o levantar inversión, debe ser encontrar el socio adecuado. Si tienes a un buen cofundador,  juntos van a poder encontrar la oportunidad y saber soportar los tiempos difíciles.
Veo frecuentemente (y  es un tanto cómico) a los ‘emprendedores’ en busca de un mercado para su idea. Genios incomprendidos quizás, pero no empresarios aún.

Pero lo más graciosos, son los emprendedores no técnicos en busca de un ingeniero que les haga todo el trabajo en base de idea. “Mira Juancito, tengo esta idea que está buenísima. ¿Qué  te parece si la desarrollas y te doy una acciones?”  A ver si le damos al vuelta al emprendedor no técnico. ” Mira Fernandito, ¿Qué te parece si desarrollo y te doy una parte por tu idea?…si funciona”, también es posible.

Con esta forma de pensamiento  es muy difícil avanzar en la formación de una empresa, es mejor encontrar a alguien con quien te la lleves bien, trabajar en hacks juntos, o distribuyéndose  el trabajo que cada uno pueda hacer,  experimentando, y después ver si les gusta trabajar juntos y ahí sí ponerse a ver oportunidades de negocio los dos (o tres).

Ahora, empezar una startup no siempre requiere cofundadores, pero siempre es más fácil poder dividir el estrés, apoyarse y motivarse si son dos o tres co-fundadores.

Un co-fundador es fundamental en el momento de guardar la calma y ayudarnos a aterrizar el negocio. Te dará el feedback complementario.

2. “Pero no tengo una idea”

Varias veces me he encontrado con personas están súper motivados pero no tienen su “gran idea” todavía, son los llamados ” wannabe” o emprendedores de intención, que más adelante quisieran serlo pero esperan la idea como una manifestación. Aquí vemos otra vez el formato de pensamiento “mágico”.

Otro caso que veo muy frecuentemente, son emprendedores que tienen una tecnología que les parece interesante a ellos, o tienen una solución, para el cual no existe mercado o no existe un problema. Es una solución en busca de un mercado, y muchos de estos emprendedores si bien,  logran levantar dinero; se lo gastan buscando un mercado para su idea, son los expertos en hacer prospectos. De hecho, la gran mayoria de startups fracasan porque no encuentran un mercado que pague por lo que ofrecen.

Por lo tanto lo más importante para empezar no es la idea, si no identificar el problema correcto.

Si quieres ser emprendedor y no has empezado por falta de idea es porque tu punto de partida es el equivocado. Lo que debes hacer es identificar un problema a resolver. No olvides que de los problemas salen las oportunidades.

Todas las empresas que yo he hecho han sido basadas en problemas que mis socios y yo hemos tenido, por ejemplo:

Grooveshark: Encontrar y poder escuchar música desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo era muy difícil cuando estaba en la Universidad. Yo necesitaba una manera fácil para poder hacerlo, y no existía. En vez de no hacer nada al respecto pensamos “por qué no crear una solución”

PulsoSocial: Cuando me puse a investigar oportunidades en Latinoamérica, era muy difícil encontrar qué emprendedores existían en el ámbito de tecnología, qué inversionistas estaban apostando en la región, y qué productos se estaban lanzando. Pero en vez de quejarme  de que no había “cultura” emprendedora, como si la cultura emprendedora se hiciera sola, pensé en la solución:  fomentarla y hacerla visible.

Onswipe: Cuando salió el iPad, me di cuenta que había una gran oportunidad para poder presentar el contenido de una manera más atractiva en este dispositivo y potencialmente, tener mejores productos de publicidad diseñados para touch screen que pudieran resultar en mejor monetización.  Después de investigar, me di cuenta que no existía, entonces decidimos crear una solución.

En este y otros casos, todas las empresas han surgido de necesidades propias. Por lo menos en un inicio, mejor que idearte algo desde cero o pensar que clonar un modelo que sea lo más “cool” de momento, del cual no conoces nada o no eres el target market es el camino a seguir, mas bien pregúntate:

¿Qué problemas tienes a diario que si hubiese una solucion pagarías para que tu vida sea mejor? ¿En qué gastas mucho tiempo o mucho dinero?

Si de primera no se te ocurre nada, es porque estás pensando en grandes ideas o soluciones, pero si te pones a pensar en problemas no importa lo simples que puedan sonar, vas a empezar a encontrar oportunidades.

Otros ejemplos que suenan simples pero resultaron siendo grandes negocios:

  • Depender de una memoria USB o auto enviarte correos cuando cambias de computador de la universidad al de la casa es tedioso y, a veces,  se pueden perder los archivos o perder la memoria USB: Dropbox (Valuada en mas de 4 mil millones de dólares, creada porque su fundador se olvidaba su memoria USB en todo lado)
  • Grabar y enviar videos es difícil,  los correos electrónicos tenían muy baja capacidad de almacenamiento y nadie normal sabia usar FTP. La solución fue  Youtube, adquirida por Google en 1.6 mil millones de dólares.

Lo que te recomiendo hacer para poder identificar problemas es que por 7 días mantengas una lista de problemas, no importa cuán  pequeños parezcan, y seguramente ahí vas a poder empezar a encontrar oportunidades.

3. Validación de una idea

Una vez ya tienes el problema que quieres resolver, te sugiero la pases por estos criterios, que aunque no todos son necesario, si cumplen estos, te va a quedar más fácil:

Es mi solución para un mercado que:

1. Sabe que tiene ese problema (no toca educar el mercado)

2. Está activamente buscando una solución (te van a encontrar)

3. Este dispuesto a pagar por esa solución (mas fácil monetizar)

4. Sea suficientemente grande (si buscas inversión, esto es muy importante)

4. Ejecutar la idea

Ahora sí, puedes pasar a crear una solución. Ya tendras una idea bien formulada, y para ejecutar tu idea te recomiendo que leas el artículo:  Mi primer StartUp:  Si ya tengo la idea, ¿ Cómo la convierto en producto? de Juan Pablo Buriticá.