Patricia Araque: Las mujeres tienden a crear empresas pequeñas y al “liderazgo invisible”

1129882_27967334

¿A quién no le ha pasado eso de escuchar a hablar a alguien y sentir que le están dando con un palo en la cabeza? ¿ A quién no le ha pasado que oye un discurso, una conversación o lee algo que siente que le hace click, ahí en ese lugar necesario ( y doloroso)?

Esto es lo que experimenté al hablar con Patricia Araque, co-Fundadora y Directora de Ellas 2.0, una plataforma que tiene como objetivo impulsar a las mujeres en la creación de negocios de base tecnológica en comunidades de habla hispana.

A propósito los dos primeros Founder Friday que se llevarán a cabo en Buenos Aires (4 de mayo) y  Santiago ( 11 de mayo) hablé con ella acerca del papel que debemos tener las mujeres emprendedoras frente a nuestras propias empresas, nuestros equipos y frente a las otras mujeres que están intentando emprender como nosotras.

Founders Friday no se trata solamente de networking y conseguir oportunidades, sino de abandonar el confort que da el  “bajo perfil” y tomar una postura más activa de cara a la empresa que se busca liderar.

Les comparto la entrevista

MCL: ¿ Qué problema busca resolver Ellas 2.0 y Founders Friday?

PA: Las mujeres son de poner en marcha proyectos, pero por lo general  lo hacen en pequeño, aún cuando tienen la capacidad y conocimiento para apostar por productos y  empresas más grandes. Estas pequeñas empresas al tener como fin casi exclusivo el autoempleo, no tienen un gran impacto en la economía. Cosa que sí sucede en el mundo de las empresas creadas por hombres.

MCL: ¿Cómo cambiar esta situación?

PA: El ecosistema del emprendimiento se caracteriza por la meritocracia y las mujeres deben asumir que deben superar los mismos problemas  que se va a enfrentar cualquier emprendedor.  Puede que enfrentemos otros problemas, pero lo importante es asumirlo así.

MCL: ¿ Existe conformismo?  ¿ Por qué las mujeres no emprenden a  mayor escala?

PA: Tiene que ver con ponernos límites, con la falta de referentes, sea porque la masa crítica de mujeres emprendedora de grandes empresas es muy pequeña y también por un problema muy femenino: la invisibilidad.

Existen muchos proyectos y empresas que están ahí, pero las mujeres  prefieren dar un paso al costado y no se “ venden” tan bien como lo hacen los hombres, aunque la empresa esté allí y su trabajo sea brillante. Es casi que un pánico escénico que no se condice de su trabajo  y logros.

Y esto es algo que queremos trabajar desde Ellas 2.0,  la visibilidad de las mujeres emprendedoras.

MCL: ¿Por qué es importante que las que están liderando proyectos escalables  sean visibles?

PA: Porque las mujeres nos identificamos mejor con mujeres y las que están liderando van a poder  estimular mejor a las que están comenzando.

Las mujeres aprendemos de los procesos de otras formas y ese conocimiento no está fluyendo. Todo este problema viene de una concepción que hace que la mujer se  autolimite desde el hecho de  pensar el proyecto como algo global, así como en darlo a conocer.

MCL La tecnología no es un campo tradicionalmente femenino.  ¿ Esto reafirma la autolimitación , la barrera ?

PA: Es cierto que las mujeres no tenemos el background técnico como lo tienen los hombres, pero eso no te cierra las puertas, ni te saca del mercado. Esto es algo que tenemos que desmitificar : no hace falta ser técnico para emprender en lo tecnológico, solo falta el socio o socia adecuado para que esto funcione.

MCL: ¿Qué va a encontrar la persona que va al Founder Friday?

PA: Si bien es un espacio de networking puro y duro, lo enriquecedor es que tiene un foco específico y eso es bueno.  En los encuentros es muy bueno conocer a las mujeres que han emprendido y que pueden inspirar a otras.  Así mismo pueden encontrar socias o clientes que las comprendan mejor.

También es un espacio muy  importante para las que llamamos ” wannabe”  las que tienen las ganas de hacer algo y todavía no se deciden, es posible que se animen a hacerlo.  De tal forma que con el Founder Friday  construimos un lugar  hay gente con ganas de cambiar las cosas, de hacer cosas.

En mi vida emprendedora, he cometido cada uno de esos errores de forma individual y combinada, especialmente aquello de la “invisibilización” buscada.  Siempre he tenido la idea de que no existe un mejor testimonio que tu propio trabajo, que mal haría en invertir tiempo y fuerza en realizar “marketing personal”.  Sí, soy una emprendedora un tanto tímida.  Se impone un giro de tuerca.

Anótate al Founders Friday Buenos Aires 

Anótate al Founders Fruday Santiago

Tips para aprovechar el Founder Friday

a)    Ve abierta  a conversar, piensa cómo venderás tu empresa

b)   Llévate al menos 3 contactos que luego prométete vas a contactar

c)    Los hombres son bienvenidos y  no necesitan invitación