Enrique Carrier: “Lanzar un startup cuesta un 10% de lo que representaba años atrás”

burbuja-puntocom

La reciente compra de Instagram por parte de Facebook en mil millones de dólares, alimenta algunos debates sobre si existe o no nuevamente una situación de sobre valuación o “burbuja de las punto com” similar a los años 2000.

Asimismo, la proliferación de startups y aceleradoras en la región exige una reflexión sobre la situación del negocio en Latinoamérica.

Enrique Carrier, analista de mercado especializado en Internet, informática y telecomunicaciones, dialogó en exclusiva con PulsoSocial para focalizar y ampliar estas temáticas:

La venta de Instagram en mil millones de dólares, ¿sugiere algún contexto similar al que vivimos a finales de los 90, principio del nuevo milenio?

No se vive una situación similar a la burbuja de las punto com. Si vamos al caso de Instagram, evidentemente, no creo que hubiera muchos dispuestos a pagar mil millones como hizo Facebook.  Facebook tiene necesidades particulares y además, recursos disponibles, entre ellas, sus propias acciones, que generan gran expectativa. Lo que no quedó claro en la compra es cuánto se pagó en acciones y cuánto en cash, con lo que la historia podría cambiar sensiblemente.

¿A qué necesidades puntuales te referís?

Facebook tiene más de 800 millones de usuarios en todo el mundo y más de 400 millones ingresan a través de su dispositivo móvil. De estos últimos no están obteniendo ningún tipo de ganancia. ¿Cómo se hace para monetizar esa masa? Con esto quiero decir que no había muchos dispuestos a pagar ese dinero, pero existe esa necesidad puntual.

¿No hay aún un player claro en términos del mercado de apps?

Existe una evolución tecnológica. En su momento fue la PC, después Internet, buscadores. Cada época marcó a un jugador (Microsoft, Cisco en hardware, Yahoo! Google). Hoy tenés si querés en términos de hardware a Apple como jugador dominante y marcando el ritmo pero por el lado de aplicaciones y servicios no identifico un player tan dominante. Hay un reacomodamiento para saber de quién será ese lugar. Uno puede pensar que Facebook, con sus 400 millones  podría ser pero evidentemente aún no lo pueden lograr.

¿Qué nos aleja de los primeros años 2.000?

En el 2000 era todo expectativa, ni siquiera había una cantidad masiva de usuarios de Internet, de manera que las valuaciones del negocio no se correspondían con el potencial real. Distinto es hoy donde la penetración del celular es altísima en todo el mundo, 400 millones solo en Facebook mobile, decenas de millones en ventas de smartphones, se parte de algo mucho más concreto para basar las expectativas.

Entonces ¿qué impulsa a la generación constante de startups?

El costo de un startup es un 10% de lo que era hace unos años, lo he escuchado últimamente de capitalistas de riesgo en varias oportunidades y hay varias razones. Hoy se utilizan muchas herramientas de código abierto y hay mucho en la nube, mientras que antes, cualquiera que quisiera desarrollar un negocio en Internet tenía que programar específicamente  o con herramientas más caras.

Necesitabas mucha inversión en infraestructura, servidores, conectividad, etc. Hoy saltás a Instagram, 13 personas trabajando en una oficina. O lanzamiento de startups de dos estudiantes que se juntan y en sus horas libres diseñan una app. Eso muestra una clara diferencia en términos de cuánta plata necesitás para fondearla. Lo que es un riesgo también: vos apostás más que en el pasado porque proporcionalmente te sale más barato. En ese sentido hay un escenario de burbuja, pero no réplica de los 2000.

¿Qué reflexión te merece la proliferación de aceleradoras de negocio?

Creo que responde mas a “no nos quedemos afuera de esto”. En línea con lo anterior, podés tener una aceleradora hoy por hoy con mucho menos dinero o con la misma que tenías en el 2000 pero distribuir un poco más tu riesgo. Esto hace viable muchos más desarrollos regionales y no sólo concentrados en ciertas áreas. Seguramente, como todo, en algún momento se va a producir una depuración, luego dependerá de en qué se enfocan, segmentos, o si juegan bien abierto.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa