Larva Games Studios: videojuegos hechos en LatAm de visión global

En un México donde la mayoría de los empresarios siguen pensando en las “viejas oportunidades” u “negocios seguros”, de vez en cuanto surgen locos  que le apuestan a tendencias, industrias y productos que desafían ese área de confort  con el fin de crear nuevas experiencias o buscar nuevos mercados.  A esos locos, se los suele llamar visionarios en sus buenos tiempos o  ilusos perdedores cuando no lo logran. Jorge Morales, de Larva Game Studios  es de esos emprendedores que no nos pueden dejar sin indiferentes y que lo identifico como un visionario.

Jorge empezó con su estudio de  juegos y en poco tiempo  ha logrado tener representaciones en 3 países de la región. En su equipo están desarrollando más de 40 personas y  sigue apostado por su crecimiento, cuando aún para muchos la industria el videojuego en América Latina sigue siendo, en materia de utilidades, una gran caja negra.

Las ganancias no son millonarias, pero, hace camino al andar, genera su propia marca, crea oportunidades y empleo.  Hace su propia  historia.

¿ Por qué arriesgarse tanto? El mapa que Jorge lee es el que le inidca que en México  existen  16millones de jugadores activos según NewZoo.  Sea de consola, juegos casuales, en redes sociales, en dispositivos móviles, en juegos de PC/MAC y MMO’s. ¿No parece eso entonces un mercado atractivo con muchos touchpoints y puntos de venta con distribución digital casi inmediata y de bajo costo?

Jorge Morales vió esto desde hace tiempo al parecer y empujado por su pasión por los videojuegos comenzó desde edad temprana  a encontrar en ellos un objetivo de vida y emprenedurismo. Y fue así como dejó de ser un jugador para ser un desarrollador de los mismos.

No todo ha sido miel sobre hojuelas para él. Comenzó con una compañía de 3 socios que terminaron abandonando la visión, pues no generaba ni utilidades ni había un mercado en franco crecimiento. No se diga la masa crítica de capital humano capacitado que se requiere para ello. Terminó realizando interesantes productos en multimedia pero pero no videojuegos.

Motivado a seguir la visión original vendió su parte de la compañía a sus otros socios y mediante la alianza con un grupo Colombiano emprendió de nuevo. Con ellos y junto con junto con Slang! Publisher, empresas mexicanas en franco crecimiento, lograron participar en proyectos como la AAA Héroes del Ring.

Uno de los primeros juegos para consola con toque latino y de diferenciables personajes mexicanos de la lucha libre. Así como ese, crearon juegos como   Cellfactor: Psychokinetic Wars que fue lanzado en 2009 y resultó un verdadero éxito.

 Actualmente se encuentran preparando para Xbox live el juego Last Day on Earth y abriendo su división de juegos casuales para agencias de publicidad, juegos para casinos y demás medios sociales llamado Chocobanana Games.

Jalisco, y su talento; sus emprenedores y las industrias en crecimiento basadas en creatividad y tecnología son ya una marca pequeña pero en franca lucha por distinguirse en México. No es sino gente como Jorge Morales y sus “pequeñas victorias” las que nos dan una pauta para demostrar que se puede y que seguirá avanzando incesantemente la industria del videojuego. Que aún cuando muchas veces pierden, quiebran o tienen que cambiar de rumbo, son esos locos los que hacen que el viaje y la emoción de ver que se puede crecer más allá de lo esperado, valga la pena.

Pueden ver más referencias y cosas interesantes sobre Larva Games en un Dropmark que les dejamos para ello: http://drp.mk/LRx

Acerca del autor

Jorge Suárez

Blogger at Pulsosocial.com, full time ideator & investor in Content/Tech based businesses at Starke.mx, Co-Founder of CloudsourceIT.com Occidente, Game lover, Eternal Phofilmusigner junior, Serial Innopreneur/Biz Designer, Professional Speaker and Consultant who wants to be Passion Personified! @jorgefsb

  • Las pequeñas victorias y los grandes fracasos en tu contexto de “se hace camino al andar” abonan al principio de “efecto compuesto”, donde cada dia sumas a la ecuación final. Con paciencia, persistencia e ingenuidad abonas y abonas hasta que un día estás en donde tu mente alcanzó a estar tiempo atrás.

    Gracias Jorge por relatarnos historias como las de Larva y su director quien claramente ha acuñado su “efecto compuesto” con persistencia. Los frutos comienzan a colgar del árbol siempre!
    Saludos!