Chile: Falta que los que triunfaron inviertan en quienes están empezando

1143586_23354522

Chile está empeñado en consolidar un ecosistema virtuoso que sea el suelo fértil donde  buenos emprendimientos TIC del mundo, encuentren una plataforma que le permita hacer negocios. En ese ecosistema, los emprendedores son las  pieza central  que gestan productos que movilizan capital y generan trabajo  y riqueza.

Esos ecosistemas son posibles en cuanto exista fortaleza institucional, de allí la idea  de asociar a los emprendedores chilenos bajo una entidad que les procure fuerza y herramientas.

Tuve la oportunidad de entrevistar a Cristián Lopéz, Director Ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Chile ( ASECH),  sobre el la función que deben cumplir estas entidades, el panorama del capital de riesgo en el país, así como  las barreras que los nuevos empresarios deben sortear para que ese suelo fértil, de los frutos esperados.  Acá nuestra conversación:

PS: ¿Por qué es importante que los emprendedores se asocien?  En qué ayuda a un emprendedor estar asociado o no?

CL: En el caso de ASECH, creemos que la unión hace la fuerza y faltaba una organización que cohesionara y canalizara esa fuerza.Siempre quisimos ser un interlocutor válido entre los emprendedores y los distintos actores del ecosistema del emprendimiento, especialmente con el gobierno. Y creo que hoy día lo somos, especialmente después de haberle entregado la Agenda de Impulso Emprendedor al ministro Pablo Longueira. (  Ministro de Economía, Fomento y Turismo de  Chile)

Además, hacer comunidad es muy enriquecedor para un emprendimiento, sobre todo uno que comienza. La idea de Asech es fomentar eso. La experiencia nos ha mostrado que las redes de contacto lo son todo, especialmente en Chile, y creemos que agrupando a los emprendedores, podemos ayudarlos a crear esas redes.

PS  Antonio García afirma en su columna que el “capital de riesgo no existe en Chile“,  ¿usted está de acuerdo con esa afirmación?

CL: Al capital de riesgo en Chile le falta desarrollarse y madurar. Nadie en Estados Unidos va a pedirte el 40% de tu empresa ni la va a valorar en menos de 1 millón de dólares. Acá falta que mejoren las condiciones ofrecidas para invertir y aumente la cantidad de capitales de riesgo. ( Ver Reporte de Venture Capital y Private Equity en Chile 2010-2011  realizado por la ACAFI) 

Pero no sólo eso y hay que hacerlo notar:  muchos hablan mal de los VC pero nadie habla de los emprendedores. No todos los emprendedores son buenos, se necesita mucho más que una buena idea. Se necesita un buen equipo, un buen modelo de negocio, esfuerzo, etc. Así, no cualquiera que pretenda dinero es bueno que lo reciba.

Hay estudios en USA que muestran que  los emprendimientos con mucha plata en su inicio tienden a fracasar. Explicaciones para eso son que, al tener recursos, sienten que su modelo de negocios está bien y dejan de recibir el feedback de sus clientes, que es clave para que les vaya bien y se encierran a desarrollar lo que fue validado por el inversionista. El emprendimiento necesita calle, conversar, analizar, ejecutar rápido y barato, cambiar y para todo eso se necesita ser muy flexible y el emprendedor necesita un buen equipo, una idea y modelo desarrollados, etc.

PS: ¿ Cómo destrabar la situación para que el flujo de capital llegue a los emprendimientos tecnológicos de Chile?   En el mismo sentido, ¿Qué factores culturales/ legales / administrativos están afectando negativamente el desarrollo de la industria TIC en Chile?

Para que llegue capital, falta que emprendedores que triunfaron en la industria tecnológica empiecen a invertir en quienes están empezando. Alguien que hizo su fortuna en la agricultura o en la minería es difícil que invierta en negocios basados en la web porque simplemente no sabe cómo funciona y uno no invierte en lo que no sabe.

Además podrían mejorarse los beneficios tributarios para empresas que decidan innovar o apoyar a emprendedores externos, lo que ya se está haciendo pero con ASECH estamos apurando.

En Chile sufrimos también de un nivel de desconfianza muy alto entre emprendedores y no sólo con desconfianza con las demás personas, si no que también en las mismas capacidades que los emprendedores tienen, muchos no se atreven a dar el salto de emprender y dejar de ser un empleado que reciba un sueldo seguro todos los meses, sin embargo en este tema soy muy positivo, vemos que Chile esta avanzando firme a generar un ambiente de confianza en los emprendedores y en un entorno más amigable con ellos mismos.