El nuevo panorama de la economía digital ¿cómo afectará a América Latina?

digital-economy

De acuerdo con un estudio realizado por Boston Consulting Group The Connected World. The Digital Manifesto: How Companies and Countries Can Win in the Digital Economy, el negocio digital mundial alcanzará para 2016 en los países que conforman el G-20 (donde América Latina está representada por Argentina, Brasil y México) los 4.2 trillones de dólares, siendo que ascendió a los 2.3 trillones en 2010.

El informe asimismo señala que la cantidad de usuarios ascendería para ese momento a 3 billones (la cifra de 2010 redondeaba los 1.9 billones), lo que implica que un 45% de la población mundial estaría conectada.

Una de las principales conclusiones a las que llega el informe es que ningún país o negocio puede ignorar el fenómeno frente al crecimiento exponencial de nuevos conectados ni dejar de entender la importancia de aumentar o generar su presencia online si aún no la tuvieran.

Pero en muchos sentidos, esta “nueva Internet” a la que hace referencia el estudio, renueva el panorama que ya conocíamos, ¿cómo puede afectar la región?

Cambia el núcleo: la regla es ahora la interactividad y la participación. De un acceso fijo a uno ubicuo que no se restringe a los mercados desarrollados sino que crece a pasos agigantados en los mercados emergentes. Como comentábamos, América Latina toma la delantera en términos de crecimiento por ejemplo, de penetración de uso de redes sociales

Una Internet “de las cosas”: se estima que para 2015 1 trillón de dispositivos estarían conectados a la red, lo cual modificaría sustancialmente la forma en que empresas interactúan con sus clientes y proveedores.

Ecosistemas moldeados por empresas: la Red toma la forma de los ecosistemas diseñados por compañías como Amazon, Apple, Facebook, Google, ¿de qué tipo serán las próximas empresas que moldeen la Red del futuro? ¿podrá alguna latinoamericana estar entre ellas?

Valor económico: entre los países del G-20, le economía digital creció 4.1 por ciento, más que incluso las economías de Brasil o Italia.

Forma local: la experiencia online termina reflejando la idiosincrasia, ya sea política, social o económica de cada país.

Millenials: toda una generación moldeada por lo digital es ya es parte del sistema como consumidor, empleado o ciudadano.

Estas transformaciones traen consecuencias directas para la manera de hacer negocios online. ¿Cuáles? De acuerdo con el informe, las compañías necesitan la búsqueda de expertos para disminuir la brecha que en muchos casos las separa de entender cómo funciona el negocio digital y cómo interactuar mejor con las audiencias para conseguir resultados financieros concretos. Por otra parte, otras empresas se enfrentan directamente a la necesidad de transformación digital total, capacitar sus recursos, mejorar sus procesos y cambiar sus estructuras para adaptarse a la fisonomía online, sin tiempo para procesos largos y burocráticos, el momento es ahora.

Por el lado de los gobiernos, es necesario que den forma a la economía digital. Diseñar políticas y programas con el objetivo de incluir a la digitalización en su agenda de objetivos políticos y sociales. Día atrás, reseñábamos el buen camino que toma la región desde el informe de Ciudades Digitales, que ponía la lupa sobre el buen pronóstico en este sentido en los municipios en América Latina.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa