Los 3 errores que pueden dejar a tu emprendimiento sin fondos

wasted

Nos guste decirlo o toda startup es riesgosa tanto para el emprendedor como para el inversor que se ha decidido a ubicar fondos en ella.   Generalmente los nuevos emprendedores  tienen vacíos importantes en en el área de negociosos y están excesivamente concentrados  en el diseño del producto o servicio, desconociendo los procesos que llevarán a un lanzamiento efectivo de la startup y su consolidación en el mercado.

Sí, los riesgos son parte del acuerdo entre el emprendedor y el inversor, pero también es cierto que a nadie le gusta perder dinero y tiempo en una empresa que puede evitarlo, y nadie quiere poner capital en una idea que no tiene claro su proceso de retorno de la inversión.

Solemos también concentrarnos en el hecho de conseguir el dinero para comenzar con el emprendimiento, pensando que cualquier monto es mejor que nada.  Acá resumo una lista de los errores más comunes que he detectado en las startups que a pesar de ser excelentes ideas, no han logrado consolidarse como empresas (algunas a pesar de contar con fondos semilla).

1) No pedir el suficiente dinero.-  Como les decía anteriormente existen emprendedores que piensan que cualquier monto es mejor que ninguna inversión. El asunto es que comprometen muchos resultados para inversiones realmente pequeñas.  La forma de pensar de este tipo de emprendedores es solo contabilizar los insumos que utilizan para el desarrollo de producto, sin contabilizar ni sus horas de trabajo, ni su proceso de aprendizaje y muchos proveedores en la cadena de involucra a su servicio.

Es así que hacen un cálculo equivocado de la cantidad de fondos que necesitan para que su idea se transforme en una empresa, por otro lado el manejo irreal de los tiempos puede repercutir en los costos de la empresa. Pensar que los clientes te pagarán a tiempo es una equivocación frecuente que tendrás que cubrir con dinero. De esa forma las proyecciones y presupuestos caen aparatosamente.

Metas ambiciosas+pocos fondos+  tiempos equivocados = quiebra segura.

Cuando te sientes frente a un inversor, debes estar seguro de pedir el suficiente dinero para que la empresa ande. Si pides un poco más en el proceso de negociación se puede ajustar la cifra, lo que sí es complicado es pedir poco y luego pretender más.

2) Muchas ideas, equipo escaso.- Tener una gran idea no  la transforma en una proyecto que se puede gestionar efectivamente.  Y esto tiene que ver sobre todo por las destrezas y capacidades del equipo emprendedor.   Y esto lo he visto a todo nivel; desde cómo formar la cadena de distribución del producto hasta como plasmar acciones en social media.

Tener el equipo escaso incluye:

a)Muchas tareas para pocas personas

b) Falta de una composición multidisciplinaria del equipo

c) Tener a un emprendedor que usa tu emprendimiento para su emprendimiento.

Centrarse mucho en las ideas y poco en la fidelidad, compromiso y capacidades de tu equipo, será un error importante  cuando te entrevistes con el inversor. A él le importa sobre todo el a quien le está entregando su plata.

3)   No poner las cosas por escrito.-  Tu idea de negocio, las fases a cumplir, el equipo deseado, el rol que cada uno jugará dentro de ello, el retorno de la inversión ( tiempos de cosecha) , todo, TODO, debe estar escrito antes de sentarte frente a un inversor que por más buena onda que tenga contigo está ahí para negociar y ganar dinero.

Ello también te ayudará a cuidar la inversión lograda de cara al inversor ( fechas de desembolso) así como dentro del equipo emprendedor, que puede sufrir fisuras en el proceso normal de desgaste de trabajo dentro de la empresa.