Tequila Valley: 3 años destilando web

teqval

Hablar de comunidades digitales en México -de entre las varias que existen- me lleva a pensar en dos palabras:  Tequila Valley.

¿Por qué? Porque con 3 años de existencia, ha marcado una pauta impulsando emprendimientos y sus eventos han servido como plataforma para crear otras comunidades o actividades que fortalecen el ecosistema de desarrollo, tales como “Viernes de Café” o “Domingos por la Mañana“, por citar algunos ejemplos.

Si bien la comunidad tequilera tiene sus inicios inspirados en Palermo Valley de Buenos Aires, ha sabido desarrollar una identidad propia  sin perder proyección regional.  Con el distintivo de  la bebida mexicana más popular en el mundo, el tequila, constituye un espacio abierto donde todos tiene cabida, en el Tequila Valley puedes participar así te encuentres en Ushuaia.

Como ellos mismos se definen, son una comunidad abierta al desarrollo de contenidos y creación de nuevos medios, orientados al beneficio y crecimiento tecnológico del país. Un punto de encuentro para todos los participantes de la web en México: emprendedores, desarrolladores, diseñadores, comunidades, webcasters y todos aquellos que construyen una nueva generación en Internet. No importan las plataformas, navegadores, empresas o SO, sólo importan la promoción, la participación y el desarrollo. Lo que en una palabra podríamos resumir como: EMPRENDIMIENTO.

Tequila Valley celebra 3 años a lo grande, y lo están promoviendo con el slogan: “A compartir y aportar que el mundo debe cambiar”, se harán reuniones en más de 7 ciudades con fecha confirmada y cerca de 10 que aún están pendientes; lo que nos da una idea de cuán grande es este grupo.

¿Pero qué ha aportado Tequila Valley al país? Ideas que surgieron de esta comunidad hoy en día son ya una realidad, proyectos que tal vez empezaron en un #DevThursday, también conocidos como jueves de desarrolladores, en un Barcamp o en un Destilando Web, nombre que se les da a las reuniones organizadas por los tequileros. A lo largo de estos casi dos mil días, han trabajado en conjunto con comunidades como WebAdictos, Mozilla México o Poder PDA y cuentan con el apoyo de organizaciones/sitios como Campus Party, Hipertextual, Palermo Valley, entre otras tantas.

Uno de los proyectos que ha tenido éxito reciente, es PikHub, creado por Julián Ceballos y Rich Peniche de la comunidad tequilera en Mérida, Yucatán. Este nuevo sitio, permite que todas las fotos de un mismo evento puedan ser encontradas en un sólo lugar, y de esta manera todas las personas que han ido a un mismo evento, lo creen en el sitio, y así cualquiera puede acceder para ver las imágenes o contribuir compartiendo las propias. PikHub fue clasificado como finalista mexicano del Desafío Intel América Latina, participaron en AppCircus DF y en Junio del 2011, recibieron fondeo por parte de MexicanVC.

Puede ser algo complejo detectar a todos los proyectos que se están creando por parte de Tequila Valley debido al crecimiento de esta comunidad, y sobre todo la libertad de que cualquier persona en cualquier ciudad puede usar libremente el nombre de Tequila y hacer reuniones, barcamps y eventos de desarrollo. La idea principal es hacer una red de personas con intereses similares y ganas de emprender, el apoyo llega de diversas maneras, sobre todo al participar en eventos en los que los  integrantes de Tequila Valley buscan dar a conocer sus aplicaciones o ideas de proyectos, la comunidad no cuenta con fondeo permanente, ni se trabaja en algo establecido por empresas, es algo orgánico.

Y respecto a esos inicios orgánicos, tuve la oportunidad de platicar con Mauricio Pastrana, quien actualmente es uno de los conductores de NerdcorePodcast, director de tecnología y desarrollo en SclBits, y me comentó que cuando llegó a este país (el es colombiano, pero radicó en Estados Unidos y Australia anteriormente), se encontró con la novedad de que aquí no había comunidad digital, no conocían qué era un Barcamp y los espacios de coworking eran inexistentes. Al entrar en contacto con algunos desarrolladores -amigos suyos-, como Fernando Soto, José Salomón, Eric Tecayehuatl, entre otros, reconocieron la necesidad de hacer un grupo que permitiera trabajar en conjunto, desarrollar proyectos o simplemente empezar a conocerse , y así es como al tener la influencia de comunidades como Palermo Valley, deciden formarlo y su primera reunión fue en un café.

Ahí se empezó a pavimentar el camino para lo que hoy es Tequila, Mauricio Pastrana fue el responsable de marcar las “pautas” sobre cómo esta comunidad debería o podría funcionar, se tomaron prestadas ideas de otros grupos que ya existían en diversos países, y algo quedó claro: esta comunidad digital sería para todos, se harían reuniones de forma regular, no habría jefes, ni directores, se interesaban en que la comunidad pudiera valerse por si misma.

Las reuniones en los cafés, tomaron el nombre de Destilando Web, los primeros barcamps se organizaron, la comunidad digital se empezó a replicar en otros estados al conocerse los beneficios de estar en contacto con personas que tenían intereses en común, y además ser un grupo abierto a todo tipo de talento. Alguien propuso que en lugar de Tequila se llamara Techquila, pero no quisieron que esto se limitara únicamente a programadores.

Hoy Tequila Valley tiene 3 años, presencia en más de 20 estados de la república, y la comunidad sigue creciendo. Quienes la fundaron están ahora en diversos proyectos, pero siempre darán su apoyo a los Tequileros porque a final de cuentas, de eso se trata, y el lema de la comunidad es precisamente ese: Todos somos Tequila Valley.

Acerca del autor

Alexandra Ximenez

Escritora de contenidos web. Interesada y apasionada por todo lo relacionado con emprendimiento, social media, videojuegos y nuevas tecnologías. Early adopter -y fan- de las aplicaciones móviles.
Follow on Twitter: @aleximenez