En tu blog, todo lo que hagas es parte del contenido

blog-premium2

Para muchos, un blog con textos de  calidad puede sobrevivir a un diseño poco atractivo o desordenado. El argumento más común, es que mientras hayan buenas ideas en la bitácora, más útil será el sitio y los visitantes querrán visitarlo cada vez más, sin que un buen layout sea necesario.  Así sería entonces como un sitio pobre en diseño, puede mantenerse firme en la blogosfera.

Algunos tienen la percepción errónea de que el diseño a la final no tiene importancia en absoluto, pues el contenido es el rey. Pero lo que este tipo de usuarios pasan por alto, es que el diseño hace parte importante del contenido, ya que a través de las formas y los colores también nos comunicamos.

La información es sin duda, el elemento más importante frente a que tan bonita resulta ser tu bitácora. No obstante su aspecto y usabilidad resultan ser también factores claves que dependiendo de cómo se gestionen, su web puede verse afectada negativa o positivamente. Podemos tener mucha info útil en nuestro sitio, pero si la tarea de acceder a ella resulta compleja para los visitantes, por ejemplo,  pues lo más probable es que tus lectores se sientan como buscando el mejor vestuario dentro de un armario sucio y desorganizado.

Si su sitio cuenta con un mal aspecto, los usuarios leerán sus artículos a través de la impresión que el boceto de tu bitácora haya dejado en ellos. Además aunque sus aportes sean de alta calidad, si su layout va en contra de la idea u objetivo de su web, esto dificultará en gran medida la tarea de trasmitir el mensaje que quieres hacer llegar a tus lectores.

Ahora bien,  es importante aclarar que cuando hablamos de diseño, no se trata simplemente de portar la mejor imagen. Existen muchas variables a tener presente a la hora de diseñar un blog, ya que por ejemplo, puede que aspectos como el tiempo de carga y la usabilidad se vean afectados, por tratar de desplegar de cuanta ventana emergente con logotipos explotando se nos ocurran, y lo que en principio es hermoso puede terminar siendo engorroso para los usuarios.

La recomendación se centra entonces en mantener un equilibrio entre contenido de calidad, usabilidad y diseño. No obstante, producir las mejores entradas, mantener un buen estilo y ofrecer la mejor navegación en tu sitio, no es tan fácil de lograr, en especial cuando no tenemos certeza de lo que queremos proyectar en nuestro blog.

¿Qué hacer?

EL objetivo de un buen esquema para tu web, no debe ser exclusivo de que tan estilizado o bonito se vea tu weblog, sino que debe centrarse en lograr dirigir a los visitantes hacia el material que están buscando, que se sientan cómodos al navegar por el sitio y sobre todo ayudarles a que puedan interactuar fácilmente con todo lo que el blog tiene para ofrecerles.

Crear un diseño que haga todo esto,  puede representar todo un reto, ya que a parte de hallar el look adecuado, y brindar las mejores funcionalidades, hay factores que deben considerarse antes de emprender esta tarea.  Para empezar es importante responder a preguntas como:

  1. ¿Qué tipo de notas estoy escribiendo y hacia que usuarios lo estoy dirigiendo? : geeks, amantes de la política o el arte, entre otros.
  2. ¿Qué elementos y funcionalidades se encuentran en otros sitios me gustaría implementar y que pueden esperar los usuarios ver en mi sitio?
  3. ¿Qué sitios web que manejan la misma info, me gustan?
  4. ¿Qué aspectos deseo que hagan única a mi bitácora y hacerla diferente a las demás?
  5. ¿Cómo quiero que mis lectores perciban mis aportes y de qué manera el diseño del sitio puede ayudarme en ese propósito?
  6. ¿Cómo deseo promocionar mi web?

Gracias a la resolución de preguntas como estas, podemos tener una visión más clara de lo que pretendemos para nuestra bitácora e iniciar la búsqueda de la plantilla de diseño que más se acople a este propósito.

El objetivo es conseguir  un estilo para su sitio web, que se ajuste a sus objetivos y sobre todo al mensaje que está tratando transmitir y de esta manera brindar una experiencia positiva a sus lectores. De lo contrario, puede que se vea obligado a enfrentar una situación en la que sus entradas deban pedir perdón por las falencias de uso de su weblog. El diseño no tiene por qué ser perfecto. Simplemente debe ser eminentemente práctico  y eficaz para presentar sus ideas en un entorno que hable por sí mismo, sin que las páginas de su blog pierdan relevancia.

Puede que solo con aportes de alta calidad sobreviva una bitácora mal diseñada. No obstante, un esquema mal estructurado y poco funcional se traduce en una impresión negativa por parte de sus visitantes antes de leer la primera palabra de su blog. Recuerda que a través del diseño también nos estamos comunicando; por tanto, este factor no puede ser ignorado cuando de construir un weblog se trata; de ahí su importancia para que los usuarios a parte leer sus ideas, también gocen de una experiencia positiva al emprender esta labor.