CONACYT: ¿más que becas?

conacyt
El papel de CONACyT es sin duda dentro del gobierno una de las oficinas más importantes o por lo menos debiera serlo, pues sin el avance de tecnológico, la investigación y el desarrollo las economías no se fortalecen. Pero la decisión de realmente hacer un cambio en este organismo, no sólo de imagen, sino desde el fondo, es responsabilidad de sus dirigentes, de sus directivos y de otras organizaciones e individuos que exijan el cumplimiento de su función.

El impulso tecnológico como responsabilidad de los gobiernos son actualmente designados a instituciones que realicen esta tarea. Ya que el avance en esta área se reflejará el avance de todo un país, la tecnología suele ser junto con la economía unas de las cartas fuertes de presentación ante el mundo.

Para México ha sido muy difícil posicionarse en materia de tecnología ya que el tiempo, dinero y esfuerzo destinados a la investigación son pocos, cuestión de prioridades, según dicen algunos en miras de la situación actual.

Pero la verdad es que las tecnologías ya no sólo son una opción, son una necesidad de los gobiernos, de las instituciones, de las personas, para esto en México, existe el CONACyT. El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología fue creado por disposición del H. Congreso de la Unión el 29 de diciembre de 1970, como un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, integrante del Sector Educativo, con personalidad jurídica y patrimonio propio. También es responsable de elaborar las políticas de ciencia y tecnología en México. Desde su creación hasta 1999 se presentaron dos reformas y una ley para coordinar y promover el desarrollo científico y tecnológico y el 5 de junio del 2002 se promulgó una nueva Ley de Ciencia y Tecnología.

Esta institución tiene las siguientes opciones para apoyar la tecnología en México:

  1. Becas para postgrados.
  2. Programas de apoyo a empresas.
  3. Programas de cooperación bilateral.
  4. Oficinas regionales para fomentar la descentralización.
  5. Programas de intercambio e investigación conjunta.

Actualmente se la lanzado una campaña para impulsar y de cierta manera cambiar la imagen de esta institución que a pesar de que es su sitio dice contar con diversos servicios, programas e iniciativas como las anterioirmente mencionadas para el impulso de la tecnología en nuestro país, es también una de las que tiene un problema de burocracia.

 

¿Y los cerebros?

Ahora bien en México siempre ha existido un fenómeno muy bien conocido que es la “fuga de cerebros” y con cerebros me refiero a todas esas personas que tienen una aportación científica o tecnológica y se van a otro país. Los motivos son diversos: tramitología excesiva, burocracia, desconocimiento y claro…paga.

CONACyT cuenta con un programa de repatriamiento de proyectos mexicanos en el extranjero, tratando de regresar a los investigadores que se encuentran fuera de nuestro país.

El papel de CONACyT es sin duda dentro del gobierno una de las oficinas más importantes o por lo menos debiera serlo, pues sin el avance de tecnológico, la investigación y el desarrollo las economías no se fortalecen. Pero la decisión de realmente hacer un cambio en este organismo, no sólo de imagen, sino desde el fondo, es responsabilidad de sus dirigentes, de sus directivos y de otras organizaciones e individuos que exijan el cumplimiento de su función.

Acerca del autor

Laura Dark

Mi nombre es Laura Hoyos o conocida igual por Laura Dark, estudié Comunicación y Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM. Mis adicciones y pasiones, son las música, los libros y la interacción de las tecnologías con las relaciones humanas, este proceso de cambio y adaptación de las sociedades, el surgimiento de nuevos espacios y formas de comunicación. Me gusta aprovechar cualquier foro, para decir lo que siento, pienso y proyecto así como retroalimentarme de la comunidad."