Cuando los blogs no son deseados: Splog

blog-splog

Así como existen el  blog, lastimosamente existe el  Splog, palabra que proviene de la fórmula “spam+blog”  y se utiliza para hacer referencia a aquellos blogs diseñados exclusivamente para mostrar publicidad no deseada e incluso permitir la propagación de amenazas informáticas.

¿Cómo funcionan?

Una vez el splog es creado, sus desarrolladores inician la labor de conseguir el mayor número de visitas al mismo, con el propósito de monetizar los mensaje publicitarios que han sido utilizados. Para ello, se valen de dos metodos que son: El Black Hat SEO y los comentarios en otros blogs de forma automática.

Técnicas Black Hat SEO:

Aplicando metodologías de SEO, el Black Hat SEO lo que hace es abusar de esos métodos, violando las políticas establecidas por los buscadores, con el fin de posicionar sitios con contenidos maliciosos o indebidos entre los primeros resultados de búsqueda. Esta técnica es utilizada por los creadores de Splog para obtener visitas con un alto nivel de credibilidad en el sitio, dado que los usuarios suelen confiar en los resultados de las búsquedas que aparecen en servicios como Google, Bing, Yahoo, Technorati, entre otros.

Comentarios en otros sitios automáticamente.

Los creadores de Splogs, también se centran en promover sitios web a través de comentarios que son agregados a otros blogs (miles de blogs por día) de forma automática. Estos comentarios por lo general contienen publicidad no deseada y/o enlaces hacia otros sitios que en ocasiones pueden contener virus, adware, spyware y otros códigos maliciosos.

Identificar que un mensaje en tu blog proviene de un splog es muy fácil. Por lo general, estos mensajes incluyen enlaces que aparentan ser noticias, informes, o mensajes de felicitaciones por la calidad del blog (muy frecuente). Cuando se hace clic en un enlace promocionado en el comentario, el usuario es redireccionado al sitio (splog) que aloja publicidad no deseada y/o contenido fraudulento.

¿Cómo combatirlos?

En la actualidad existen varios servicios que permiten reportar casos de splogs, como por ejemplo: Splog ReporterSplog Spot. El objetivo de estos servicios es informar a los responsables de los buscadores para que excluyan este tipo de sitios de los resultados de búsqueda.

Reportar un sitio de estos, no necesariamente significa que tu blog dejará de recibir enlaces no deseados y mucho menos garantiza que no te vas tropezar con un blog no deseado en el futuro, pero hacerlo ayuda a que cada vez hallan menos casos de splog paseándose por la “Blogosfera”.

Si eres propietario de un blog, lo más recomendado es instalar herramientas que permitan filtrar este tipo de contenido indeseado en tu buzón de comentarios. Si usas  Wordpress, debes activar el pluging Akismet, al igual que utilizar algún sistema de captcha para evitar el envío automático de spam, como por ejemplo Wp-reCaptcha. De esta manera evitaras que tus lectores sean victimas de splog desde tu blog.

Por lo general los Splog son creados con fines comerciales. No obstante suelen ser usados para propagar todo tipo de ataques en Internet, por lo que es importante adoptar buenas prácticas de seguridad, como no hacer clics en enlaces de dudosa procedencia, mantener las aplicaciones de nuestro PC actualizadas, además de contar con software de seguridad instalado y actualizado en nuestros equipos, para prevenir ser victimas de este tipo de amenazas.