Un monitor grande aumenta tu productividad

De un tiempo a esta parte el netbook se ha transformado en uno de los artículos computacionales más deseados por un amplio espectro de gente. Portables, económicos y multitarea, además de bastante rápidos y eficientes en cuanto a autonomía, se están vendiendo como pan caliente.

De un tiempo a esta parte el netbook se ha transformado en uno de los artículos computacionales más deseados por un amplio espectro de gente. Portables, económicos y multitarea, además de bastante rápidos y eficientes en cuanto a autonomía, se están vendiendo como pan caliente.

No obstante cuando se trata de navegar por Internet y querer disfrutar verdaderamente de una rica experiencia multimedia que incluya videos o grandes presentaciones, dejan mucho que desear. Para qué hablar de los que nos dedicamos al diseño gráfico, web, edición de video o la animación tridimensional.

En esos casos no hay nada mejor que un gran monitor “wide screen”, ojalá de de pantalla plana. Y no es por una cuestión de estatus ni de moda, sino por un tema de productividad. Una pantalla amplia y con buena definición tiene muchas ventajas:

  • Cansa menos la vista al no tener que hacer mayor esfuerzo para leer textos o íconos pequeños.
  • Hay que hacer mucho menos scroll, lo cual implica un gran ahorro de tiempo.
  • Hay mucho más espacio libre en pantalla para algunas aplicaciones que nos acompañan todo el tiempo, como Side Wiki, Yoono, gadgets de Google, clientes Twitter u otras tantas aplicaciones que consumen bastantes pixeles a lo ancho y alto de la pantalla, sin necesidad de tener que estar minimizando y maximizando ventanas para poder despejar el espacio de trabajo.
  • Las imágenes y los videos se disfrutan al máximo. Tanto así que puede mejorar notoriamente nuestra percepción al visualizar una galería de fotos en Flickr o Picasa, por dar un par de ejemplos. Es similar a la diferencia que existe entre ver una película en un televisor doméstico versus disfrutarla en el cine.
  • Me permite adoptar una postura más cómoda sin perder visibilidad. Puedo situar el monitor un poco más lejos de mi vista sin perder mayor detalle. Y si estoy cómodo, me duele menos la espalda, lo cual a su vez me permite trabajar mejor y más rápido.
  • Un monitor grande me obliga a tener una mesa o escritorio más amplio aún para darle espacio, ya que es sencillamente imposible incrustarla a la fuerza en un espacio reducido. A mayor tamaño del escritorio, mayor comodidad.
  • Varias personas pueden observar lo que ocurre en la pantalla, por lo que no tengo que ir mostrándoles este nuevo post a cada persona una por una. ¿Cuántas veces llamamos a nuestros colegas o familiares para enseñarles algo que estamos viendo en nuestros computadores?

Estos y otros factores traen consigo una significativa ganancia en términos de tiempo. ¿Se te ocurren algunas otras ventajas? ¿O tal vez se te vienen a la mente algunas desventajas?. Corolario: anda inmediatamente a rescatar esa inmensa pantalla que dejaste olvidada en la bodega. Lo agradecerás.

Etiquetas

Acerca del autor

Ricado Barra

Comunicador Audiovisual; Máster en Diseño y Comunicación Multimedia; Diplomado en Gestión de Proyectos Web. Experto en tecnologías digitales con énfasis en Usabilidad, Arquitectura de la Información, Mobile Web y Social Media. Profesor online de TICs en la UNIACC y autor del blog PlacerDigital.net. Amo el Rock.
Twitter: @Chuqui

  • Estoy 100% de acuerdo contigo Ricardo

    Yo mismo lo he podido comprobar hace un par de años pasando a una pantalla de 21 pulgadas. Es 100% cierto. Existen muchos estudios muy serios sobre el impacto del tamaño de la pantalla sobre la productividad. Ahora estoy pensando pasar a una pantalla dual

    Ahora bien, si no eres muy disciplinado con el uso que haces de Internet, tener una pantalla más grande también aumenta tu probabilidad de interrupciones. Y las interrupciones son el enemigo nº1 de la productividad.

    Pero no hay que confundir las herramientas y el uso que se hace de las mismas

  • Trabajo como editor de video Avid y tengo la fortuna de hacerlo con 4 pantallas frente a mi: dos de 17′ para el avid, un monitor para la salida del video y una cuarta para navegar en internet.

    Es genial poder tener tanto espacio y poder experimentar con diferentes configuraciones de trabajo para diferentes tareas (justo ahoa estoy probando usar el timeline en las dos pantallas a ver como me va).

  • Gracias por los comentarios. A mí me encanta trabajar a dos monitores, aunque lo que estoy haciendo últimamente es usar varios escritorios distintos en Ubuntu. Al principio me costó un poco acostumbrarme pero una vez que le tomé el pulso, me di cuenta que estaba trabajando bastante más rápido.

    Saludos.

  • mc

    Cita tus fuentes.

  • @mc este post es de mi autoría. La fuente sería mi propia experiencia. Saludos.