El desarrollo no basta a la hora de armar una empresa

A propósito del reciente post de Andrés Barreto titulado Olvídate de tu plan de negocio, crea un modelo de negocio, me han surgido ciertas reflexiones que quiero detallar a continuación. Se trata, en cierto modo, de desmitificar el valor de la idea e incluso de la etapa siguiente, el desarrollo y el prototipo, los que a mi parecer tienden constantemente a sobrevalorarse y a continuación les explicaré los porqué.

A propósito del reciente post de Andrés Barreto titulado Olvídate de tu plan de negocio, crea un modelo de negocio, me han surgido ciertas reflexiones que quiero detallar a continuación. Se trata, en cierto modo, de desmitificar el valor de la idea e incluso de la etapa siguiente, el desarrollo y el prototipo, los que a mi parecer tienden constantemente a sobrevalorarse y a continuación les explicaré los por qué.

Constantemente hablamos y sacamos como ejemplo a Facebook, Twitter, Youtube y Google. Sin embargo, por increíbles y motivantes que sus historias nos parezcan, son justamente estos ejemplos los que no debemos seguir si de armar una empresas se trata. ¿Por qué no? Porque son ejemplos atípicos, fuera de toda norma y regla y producto de la casualidad. Éstos tienden lamentablemente a deslumbrarnos e incluso nublar nuestro juicio.

El que aparezca de tanto en tanto un nuevo Twitter o Facebook no se debe a la planificación acuciosa y sistemática que conlleva la creación de una empresa, sino más bien a simples hechos fortuitos, producto de las probabilidades que juegan a favor del mercado americano donde, entre cientos de miles de start ups simultáneos, es natural que uno de ellos termine por ganarse la lotería.

Esto que ocurre en EE.UU es justamente lo que NO ocurre en Latinoamérica, no tenemos miles de start ups simultáneos ni tampoco una industria de capital de riesgo que los financie. Ante este hecho es que debemos preguntarnos, de forma colectiva e individual, ¿qué es lo que esperamos de nuestros propios proyectos, desarrollos y/o start ups?, ¿queremos apostar por ganarnos la lotería como Twitter? lo que significa justamente eso, asumir que ganarse la lotería tiene una remota y casi inexistente posibilidad en nuestras vidas, o bien apostar por crear empresas reales con modelos sostenibles y predecibles basadas en desarrollos tecnológicos. Esto último es muy diferente y en nuestro contexto de escasez local tiene mucho más sentido, sin embargo y considerando esta premisa es donde el desarrollo no  basta.

¿Por qué no basta el desarrollo?

Porque un desarrollo no es ni más ni menos que eso, el paso siguiente a la idea. Sin embargo, pasar del DESARROLLO a la EMPRESA es algo sustancialmente distinto, mucho más complejo, menos mediático y atractivo e incluso aburrido. Andrés en su post anterior da indicios de esto y recomiendo su lectura.

Armar o planificar una empresa para salir por ejemplo a buscar financiamiento, requiere en el contexto latinoamericano mucho más que mostrar un prototipo o desarrollo,  requiere de un plan estructurado que permita solventar el negocio en el largo plazo, requiere de equipos, departamentos, clientes, proveedores, arriendos, facturas, pagar sueldos e impuestos, entre otros.

Es en este contexto donde el desarrollo pasa a un rol secundario y la validez del proyecto se verifica más bien en la capacidad real del emprendedor de enfrentar y afrontar este aparataje complejo de empresa que alguien debe liderar, administrar y gestionar.

¿Cómo saber si estoy preparado?

Con ejercicios simples como responder constantemente a los cómo de tu proyecto, casi hasta el cansancio. Ejemplo: si tu negocio se sustenta en publicidad significa que deberás vender publicidad, la pregunta obvia es ¿cómo?…la respuesta será negociando con anunciantes …¿cómo?….solicitando reuniones…¿cómo?….enviando correos….¿cómo?, ¿a qué hora? ¿en qué fecha? ¿en qué lugar? ¿con qué palabras ?¿de qué forma? etc.

Con cosas simples como éstas podrás de manera sencilla evaluar lo robusto de tu plan y acotar cabos sueltos, recuerda que si algo ha de fallar que no sea aquello que depende exclusivamente de tí,  porque si esto te parece complejo hay que sumar los factores de fracaso que no dependen de tí ni de lo bien o mal que lo hagas, pero ese análisis ya amerita un nuevo artículo.

En definitiva, si tienes planificado hasta el último tornillo de tu empresa significa que tu deseo es realmente crear una y para ello es necesario hilar mucho más fino, con mucho más detalle, abstrayéndose incluso del desarrollo informático. La pregunta que como emprendedores debemos hacernos es hasta dónde queremos llegar, ¿hasta el desarrollo o hasta la empresa?. Si crees que las cosas no resultaron pese a tener un gran desarrollo quizás sea porque no estás trabajando lo suficiente en planificar una empresa. Los Twitter`s no saldrán de Latinoamérica los MercadosLibres`s sí.

Acerca del autor

FelipeDeConce

FelipeDeConce es Emprendedor en Negocios Web y Consultor en Marketing Digital. Está establecido en Concepción, Chile.

  • Creo que este pensamiento es muy parecido a lo que predican los creadores de 37 signals, buscar tener una idea que sea rentable y que la gente este dispuesta para usar.

    Ellos hablan de que los problemas de escalabilidad cuando cada cliente esta pagando por un cacho del servidor y un cacho desarrollo son mucho mas amenos de lo que han tenido facebook y twitter.

    Hablando de este tipo de ideas llegamos a desarrollar aplicaciones Saas y creo que en este caso es mucho mas necesario pensar que oferta le presentas a tus usuarios, como atraerlos y de esta manera el desarrollo esta coordinado con las necesidades de nuestros primeros clientes.

  • Muy cierto Felipe, el desarrollo es solo una parte de un emprendimiento tecnológico.
    Actualmente existen bastantes desarrolladores con aplicaciones innovadoras, así también bastantes personas interesadas en invertir, administrar y sacar adelante un proyecto; lo que falta son personas en la intersección de estos grupos.

  • Excelente! Simplemente Excelente! 😀

  • Toda la razón Felipe, si bien todos soñamos con crear nuestro propio Twitter, Facebook o Google, hay que tener muy presente que ellos son la excepción a la regla y que para lograr algo así, habrá que fracasar con muchos proyectos antes. Ya que como dices, es cosa de estadísticas, muchos intentos para lograr un sólo éxito.

  • Manuel

    Al desarrollar tan en detalle tu empresa, al planificar tanto, caes en lo mismo que cae alguien que solo desarrolla su producto y se olvida de lo demás. La posibilidad de obtener meses perdidos de trabajo por una hipótesis errada.

    El crear una empresa viene de la mano de vender o saber vender buenas o no tan buenas ideas. El proceso de creación de la empresa se da solo, cuando eres capaz de vender. El vender es un proceso paulatino y escalonado, no pretendas vender 1 millon si aun no vendes 100, que tan rapido subas dependera de tu capacidad para vender, pero es necesario comenzar de abajo, de un limite inferior para poder ascender. Planificar en base a nada, sin sustento de ideas ni desarrollos, ni menos de ventas, te llevará a ser una de las tantas empresas mediocres chilenas que en un 90% se dedica a desarrollar software administrativo y no es capaz de salir de lo mismo, por mucho que su plan estructurado les permita solventar sus gastos por muchos años.

  • Manuel,
    gracias por tu comentario.

    Evidente que puedes pasarte la vida planificando, todos los extremo van al fracaso, y sin duda es buena estrategia ir creciendo paso a paso, mi planteamiento apunta sobre todo a empresas ambiciosas, de gran alcance. Para ir a algo grande sin duda un beta no es suficiente, además por muy paso a paso que vallas con tu proyecto el planificar de manera global y con una visión de largo plazo será igualmente de gran ayuda, con ello podrás por ejemplo dejar de consumirte en la cotidianeidad administrativa y burocrática que impide generar estrategias de valor, que es lo que le ocurre actualmente a muchas pymes chilenas.

  • Gonzalo

    Muy buen artículo y comentarios. Mi resumen sería (Y se me ocurrió una buena frase):
    “Internet, para los emprendedores es como el juego del “BUSCAMINAS”, das en el lugar cierto y vas vas vas.. Hasta que encuentras un fracaso y vuelves a empezar”

    Saludos, “Vape”
    Argentina.

  • Concordo contigo que la ejecución es más importante que la idea y que las success stories EE.UU. solo son esos, casos de exitos para alumnos de MBA y business angels

    La realidad de las PYMES y los autonomos autoempleados es muy muy distinta

  • Gracias por tus comentarios Franck, aprovecho de recomendar tu post http://www.ingresosalcuadrado.com/cuando-rework-encontro-a-twitter/ que resume muy bien y en español los conceptos claves el nuevo libro “Rework” de 37 Signals (original en inglés). Hay mucho en lo que estoy de acuerdo, pero también mucho en lo que estoy en desacuerdo. Si valoro enormemente que este escrito desde la experiencia, y si hay algo de lo que poco o nada se aprende en la universidad es de las experiencias de otros.

  • FelipeDeConce,

    Facebook, Twitter, Youtube una casualidad? No lo creo, ellos fracasaron más veces de las que nosotros lo hemos hecho, y eso los ha hecho fuertes. La única diferencia entre LATAM y SV es que allá está el ecosistema para que 3 amigos que aman el hacking culture se les ocurra una idea loca, empiecen a trabajar y a los meses ya estén fundando una startup.
    Si en LATAM no hay eso, qué esperamos para cambiar el mundo? No se trata de dar un paso hacia atrás, sinó de correr hacia adelante!! Toca demostrar a los inversionistas en LATAM que pueden hacer dinero con nosotros en un ganar ganar.

  • FelipeDeConce

    Enrique, gracias por tus comentarios, justamente son más exageraciones mediáticas el asociar casos de éxito como twitter o youtube a la casualidad, aunque quizás sí puedan tener algo de ello.

    Incluso estos casos son también fruto del trabajo duro, por ejemplo uno de los fundadores de Twitter fue también pionero Netscape, por lo tanto no podemos para nada afirmar que el acierto es sólo suerte, pues el tipo para nada es primerizo en estas ligas.

    En el fondo la idea general es dejar de ligar a los start ups a una estrategia de fortuna embobados erradamente con los casos mencionados, que como tu lo señalas y yo lo recalcó, tampoco son tan fortuitos como creemos aunque se nos vendan públicamente como tales. En su lugar la mejor estrategia es hacer el trabajo duro y metódico que nos llevará al éxito con muchas más posibilidades.

  • Felipe, concuerdo con el artículo. En América Latina creo que ocurren muchas cosas erradas a la vez. En primer lugar un encantamiento con la idea, posiblemente entre otras razones, producto de nuestro enciclopedismo, falta de metodologías prácticas y ausencia de criterios y saberes para monetizar. En segundo lugar (hay más pero solo los emergentes que surgen de tu descripción) hay una extrapolación errada de casos que responden a un ecosistema negocial y mercado totalmente diferentes. En USA por otro lado hay cientos de miles de start-ups exitosos que responden a criterios más razonables y similares a los que nuestros mercados permitirían. Son temas interesantes para seguir profundizando y así contribuir de manera sostenible a que muchos emprendedores en nuestros mercados consigan el éxito que se proponen. Te aliento a seguir en esta linea. De mi lado en mi blog seguiré compartiendo mis conocimientos y experiencias al respecto. Un abrazo

    AC

    http://entrepreneurshiplaw.blogspot.com/2010/05/mas-sobre-ejecutar-el-plan-de-negocios.html

  • gracias por tus comentarios Alex. Sin duda de esto no se habla mucho pero es muy necesario mostrar también la cara fría del emprendimiento.

    Saludos.-
    Felipe