Se teme que Venezuela sea el próximo enemigo de Internet

Internet representa ante los ojos de gobiernos represivos, una puerta abierta que se debe cerrar. A través de ésta salen las opiniones y comentarios que dan cuenta, en parte, de lo que sus gobiernos representan. Temiendo con ello que sus niveles de censura y, por ende, de represión no sean suficientes para acallar a las personas, quienes ahora tienen el poder en sus manos, pues, pueden compartir información de manera masiva.

Internet representa ante los ojos de gobiernos represivos, una puerta abierta que se debe cerrar.  A través de ésta salen las opiniones y comentarios que dan cuenta, en parte,  de lo que sus gobiernos representan. Temiendo con ello que sus niveles de censura y, por ende, de represión no sean suficientes para acallar a las personas, quienes ahora  tienen el poder en sus manos, pues,  pueden compartir información de manera masiva.

En aspecto encontramos varios hechos, donde los países como Cuba y Venezuela le temen a Internet. Por ejemplo, Reporteros Sin Fronteras (RSP) incluye desde hace años a Cuba en su lista negra de Enemigos de Internet. No es una sorpresa si tenemos en cuenta que Cuba posee jurídicamente normas represivas para presionar a los blogueros que critican su régimen comunista. Como se cuenta en Martinoticias.com, la condena es de  20 años si publican un artículo contrarrevolucionario en un sitio Web del extranjero, y a 5 años si se conectan a la red internacional de manera ilegal.

Incluso se puede encontrar el caso específico de Yoani Sánchez, quien, según  un informe divulgado el 12 de marzo por Reporteros Sin Fronteras, fue sometida  una campaña de difamación. Así mismo, se dice que la policía maltrató a Sánchez y al bloguero Orlando Luis Pardo en noviembre, detuvo a Luis Felipe Rojas en diciembre, y expulsó al estudiante Darío Alejandro Escobar de la Universidad de La Habana en enero por crear un grupo supuestamente polémico en la red social Facebook.

“A pesar de que existen algunas mejoras, el acceso a la Web sigue estando fuera del alcance de la mayoría de la población por su costo y por la lentitud de la conexión. El régimen mantiene una red de dos niveles. Una pequeña comunidad de blogueros, cada vez más dinámica, está ahora en el punto de mira del gobierno”, asegura el  informe, donde también se hablan de tácticas represivas en más de 59 países.

Por otro lado, en  Venezuela Chávez tuvo que ponerse en la tarea de crear su propio portal en Internet con el fin de combatir la fuerte oposición que se ha generado.  “Voy a tener mi trinchera en internet, una página con la que me pueda comunicar con el mundo”, aseguró en su programa de televisión Aló Presidente, donde también dijo que no pondrá controles sobre internet y que, en cambio,   aumentará el acceso a él en lugar de limitarlo. Parece -eso espero- se que dio cuenta que pelear en el sentido contrario de manera explícita es menos conveniente para su gobierno.

Sin embargo, hay que aclarar, que este drástico cambio de actitud fue luego de que Chávez  hiciera, el sábado 13 de marzo, el siguiente comentario: “La internet no puede ser una cosa libre”, luego de que el falso asesinato de Diosdado Cabello, ministro de Obras Públicas de Hugo Chávez, se publicara en un foro digital. Esa misma semana, el domingo, dijo en su programa Aló presidente –como lo cuenta el Periódico El Espectador–  “El mal uso del internet, muchas veces para generar pánico. Eso está penado por las leyes en cualquier parte del mundo”. De ahí que ahora sus actos pro internet  generen muchas suspicacias.

Sobre esta situación Reporteros Sin fronteras se mostró preocupado:

“Aplicar restricciones a Internet no resolverá el problema de difusión de noticias falsas. Este caso sirve de pretexto al gobierno para legitimar la regulación de un espacio cuyo control no ha conseguido hasta ahora. Una recuperación del poder por parte de las autoridades podría poner en peligro la libertad de expresión en Internet, mientras el gobierno actual ha reforzado su control de los medios de comunicación, sobre todo audiovisuales, a lo largo de los últimos años”.

Vale decir que en el informé en Enemigos de Internet que publicó Reporteros Sin fronteras,  Venezuela no aparece como enemigo de Internet, como bien se puede observar en el siguiente mapa, donde sí aparece Cuba.

Por otro lado, con relación a Chávez e internet se pueden encontrar varios grupos en Facebook que están su contra, pero hay uno que se destaca: A que consigo un millón de fans que odian a Chávez con 750.000 usuarios.

En este sentido, recuerdo que el año pasado escribí un post titulado Twitter vs Chávez #FreemediaVe, donde hablé de cómo una vez más Twitter es el medio para evitar la censura, luego de que los twitteros protestarán por una de las últimas decisiones de Chávez: el cierre a 34 emisoras de radio.

Por último, lo que se teme hoy en día es que Venezuela sea el próximo enemigo de Internet y, por ende, se  convierta  en otro Irán, Cuba, Myanmar, Tayikistán o Corea del Norte…

Acerca del autor

Lina Ceballos

Periodista y dramaturga dedicada a la gestión de comunidades en Internet. A través de http://ibrika.co comparte su conocimiento y experiencia sobre Community Management y creación de contenido estratégico. En Twitter @linaceballos (http://www.twitter.com/linaceballos)