La Silla Vacía se destaca como uno de los pocos medios independientes en Internet

Crear un medio es el sueño de muchos periodistas, pero muy pocos lo logran. Se podría decir que Internet ha ayudado a que la margen se extienda y, por ende, a que más personas puedan acceder a la creación de un medio de comunicación. Sin embargo casos como el de Soitu, que cerró el año pasado debido a la crisis, nos demuestran que no es tan fácil y que se necesita mucho más que las ganas de hacerlo.

Crear un medio es el sueño de muchos periodistas, pero muy pocos lo logran. Se podría decir que Internet ha ayudado a que la margen se extienda y, por ende, a que más personas puedan acceder a la creación de un medio de comunicación. Sin embargo casos como el de Soitu, que cerró el año pasado debido a la crisis, nos demuestran que no es tan fácil y que se necesita mucho más que las ganas de hacerlo.

Por otro lado, sabemos que en algunos países de América latina es más complicado tener un medio independiente que sea crítico y que  intente develar las verdades que se ocultan. Ni siquiera un medio de comunicación tradicional como lo era la revista Cambio pudo continuar con su labor y fue cerrado, sin duda, por el gran trabajo que hacían sus periodistas al indagar las irregularidades que a nivel político se presentan en Colombia. País que de hecho tiene un wiki dedicado solamente a la corrupción.

En medio de estos sucesos que hacen que muchos pierdan las esperanzas, hay iniciativas que poco a poco van creciendo y tomando fuerza. En este caso hablamos de La Silla Vacía, un medio independiente colombiano que se creó hace menos de un año en Internet, financiado en parte por una beca del Open Society Institute, y que llama la atención no  sólo por la calidad de su contenido sino también por el excelente trabajo de promoción y difusión que éste  ha logrado a través de  diferentes canales de Social Media.

Lasillavacia.com es un medio informativo e interactivo para las personas interesadas en la actualidad política colombiana. Más que cubrir la noticia del día y acudir a ruedas de prensa, nos centramos en aquellas historias que realmente describen cómo se ejerce el poder en Colombia: en los personajes que mueven los hilos del poder, en las estrategias para alcanzarlo y mantenerlo, en las ideas e intereses que subyacen las grandes decisiones del país”.

Juanita León, fundadora del proyecto, habla en el siguiente video – publicado por en el blog de James Breiner, Director del Centro de Periodismo Digital en Guadalajara- sobre el significado que para ella y su audiencia ha tenido La Silla Vacía, resaltando que la gente sí lee cuando le ofreces algo valioso.

Cifras

En la actualidad La Silla Vacía cuenta con un promedio de 80.000 usuarios únicos, quienes se quedan 5 minutos por visita y ven 357.000 páginas al mes. Mientras que en Twitter tiene 2.800 seguidores en Twitter y en Facebook posee 4.000 fans. Además tiene participación en otras redes como son Youtube, Flickr y blip.tv.

Pero, como bien expresa James Breiner, la gran pregunta es cómo comercializar estas cifras, siendo éste uno de los retos que actualmente debe sortear Juanita junto con su equipo de trabajo. Porque la calidad tiene un costo yla clave del proyecto es el contenido y no puedes hacerlo con practicantes”. De ahí que su plantilla esté conformada por siete personas, y más todos los gastos que esta iniciativa conlleva, da un total de $20.000 dólares mensuales.

“Para continuar, ella necesita nuevas fuentes de ingresos porque el apoyo familiar no va a renovarse, y aunque es probable que el Open Society Institute proporcione al medio algún apoyo económico para el segundo año de operaciones, la cantidad de esta contribución no está garantizada”.

Las opciones que tiene La Silla Vacía para ser rentable es generar un negocio que de manera paralela le permitan cubrir los gastos de este medio, siendo una alternativa la prestación de servicios y, para ello,  han pensando en brindar  asesoría en comunicación digital. Para mí ésta es una de las opciones más aterrizadas y a  la cual deben recurrir la mayoría de los emprendedores para sostener su proyecto durante más tiempo. El problema se presenta  cuando  el tener una empresa de servicios sale mucho más rentable, en este caso,  que el tener un medio de comunicación. Pero estos son otros obstáculos que llegarán a su debido tiempo.

Por ahora esperemos que La Silla Vacía pueda continuar cumpliendo su principal objetivo que es hacer buen periodismo.

Acerca del autor

Lina Ceballos

Periodista y dramaturga dedicada a la gestión de comunidades en Internet. A través de http://ibrika.co comparte su conocimiento y experiencia sobre Community Management y creación de contenido estratégico. En Twitter @linaceballos (http://www.twitter.com/linaceballos)

  • Muy interesante, pero como dices todo se logro con micho trabajo y entrega sin eso no se logran alcanzar las metas que se quieren.

    Chevere el pots y buen ejemplo a seguir.