Un Flashmob puede ser una estrategia efectiva para tu marca

Traducido literalmente como “multitud instantánea”, un Flashmob es la representación de la creatividad y fuerza colectiva. Un acto simbólico e inusual que se convoca a través de diferentes canales de Social Media y cuya viralidad se debe, principalmente, a su efecto de bola de nieve. De ahí que diferentes personas se encuentren en un lugar determinado con el fin de realizar una acción particular y luego dispersarse.

Traducido literalmente como “multitud instantánea”,  un Flashmob es la representación de la  creatividad y fuerza colectiva. Un acto simbólico e inusual que se convoca a través de diferentes canales de Social Media y cuya viralidad se debe, principalmente, a su efecto de bola de nieve. De ahí que diferentes personas se encuentren en un lugar determinado  con el fin de realizar una acción particular y luego  dispersarse.

De hecho, el año pasado,  escribí un post sobre este tema titulado Flashmob para reir más, en el cual mencioné cómo esta práctica  cada vez se va volviendo más  popular. Y para demostrar lo anterior recopilé los últimos encuentros que se habían realizado en algunos países de América latina tales como Argentina, Chile, Colombia y México.

En este sentido se puede ver que desde el 2006, fecha de los primeros Flashmob en América latina, han ido cambiando  los motivos que llevan a la  realización de un evento de estas condiciones, buscando no solo con éstos diversión y entretenimiento, sino también  identidad y  autonomía (Caso: Revolución mexicana, 2008).

Hoy en día, por ejemplo, un  Flashmob también pueden ser muy útil dentro de una campaña de marketing. Una de las razones para ello es que sus beneficios van ligados al alto impacto que éste tiene dentro de la cotidianidad de las personas, generando así:

–    Mayor  posicionamiento.
–    Aumento de la reputación.
–    Fidelización de un público específico, quienes, a partir de una actividad de este tipo, pueden sentirse mucho más identificado con la marca.

Así mismo, es necesario tener en cuenta que hacer un Flashmob tiene un costo mucho menor que otras estrategias de branding,  y además permite una mayor viralización gracias al voz a voz que se da en Internet.

Algunos ejemplos

Se pueden ver que no son  pocos los Flashmob que hasta el momento se han realizado con esta intención, como bien  lo demuestra el caso de la compañía inglesa de telefonía movil T-mobile en enero de 2009, cuya acción fue grabada y publicada en YouTube donde lleva 18,136, 581 reproducciones.

T-mobile decidió utilizar este recurso para su nueva campaña, creada por Saatchi & Saatchi. Bajo el slogan “Life is for sharing”, la marca convocó a 400 bailarines (después de unas 10 mil audiciones) que irrumpieron en la Estación de Liverpool en hora pico”, como se cuenta en  Tabascogroup.

E incluso les fue también con esta apuesta, que en mayo de 2009 realizaron otro Flashmob pero esta vez enfocados en el canto, donde participaron 13 mil personas.

Otros casos que  se pueden encontrar son:  Ipod – Silent Disco (26764 views),  Xbox 360 “Bang”, Hey Jude – T-Mobile (2,387,687 views), Black eyed peas – Oprah KickOff Party (50,440 views), Frozen Grand Central (19,897,372 views), Tributo a Woodstock  in San Francisco (33,381 views), Mujeres embarazadas bailando en LondresTienda Microsoft (763,132 views).

Acerca del autor

Lina Ceballos

Periodista y dramaturga dedicada a la gestión de comunidades en Internet. A través de http://ibrika.co comparte su conocimiento y experiencia sobre Community Management y creación de contenido estratégico. En Twitter @linaceballos (http://www.twitter.com/linaceballos)