¿Seguir o no seguir las @s de candidatos y funcionarios?

El efecto de la campaña Obama se siente en todo el mundo y obviamente América Latina no es la excepción. Aunque hemos querido incorporarnos a la regla aún distamos mucho de conocer seriamente el potencial que las redes sociales puede tener en nuestra construcción ciudadana y política.

El día de ayer se generó una actividad en Twitter que puede ser un punto de partida para preguntarnos acerca de qué interés tenemos en seguir o no a candidatas/os a cargos de elección popular y a funcionarias/os.

#unfollowfriday

Dado un debate que se realiza en Colombia acerca del tema de Agro Ingreso Seguro con un tweet que comenzó a ser replicado rápidamente se generó una campaña para que, en el día de promover seguidores #followfriday se realizará una ‘protesta’ virtual haciendo unfollow a @andresarias2010, candidato a la Presidencia de la República quien durante su tiempo como Ministro de Agricultura fue uno de los creadores de este programa.

RT @bluelephant: Recuerden: Hoy viernes las 12:00: #unfollowfriday a @andresarias2010. Si lo sigue, deje de hacerlo. Si no, bloquéelo. Pase la voz.

e-participaciónObviamente dicha convocatoria no solo convocó personas que estaban de acuerdo con la misma, sino también seguidores del candidato quienes comenzaron una campaña en forma inversa.

Mientras que la campaña alcanzó a salir a en la edición virtual de uno de los diarios de Colombia, Promueven ‘moción de censura virtual’ contra Andrés Felipe Arias,  desde el perfil de la senadora @piedadcordoba, opositora a la línea de Arias, se publicaron alusiones a la iniciativa mencionando que ‘en conjunto con personas en Twitter y Facebook se había organizado una moción de censura virtual’ para el candidato, lo que obviamente, personas afines a Arias y contradictores de la senadora aprovecharon para ‘publicitar’ como una supuesta manipulación de la iniciativa.

RT @ruizjulian: Al final de cuentas solo 50 personas hicieron la tarea de #unfollow y Block a @andresarias2010 ya que consiguió 10 nuevos seguidores 🙁

RT @leidymarmalade: Andrés Arias perdió ayer la astronómica suma de 23 followers

E-iniciativas con contenido político Vs Ejercicio tradicional de la política

El ‘ejercicio’ si quizá no logró un impacto masivo como quizá tanto promotores como contradictores hubieran esperado, si permitió detectar algunos puntos que pueden ser de interés para quienes estén realizando campañas de e-política o que quieran movilizar acciones de política 2.0:

  • Acciones que se desarrollen en un espacio ‘limitado’ tienen un impacto ‘limitado’: a pesar de que Twitter es una herramientas que multiplica y amplifica los contenidos que publican los ‘twitters’, una acción de movilización en lo político requiere una integración de herramientas que permita una dinámica de discusión y construcción social más amplia.
  • Siempre habrá alguien que se aproveche: Después de la experiencia que viví siendo coordinadora general de la Movilización contra las Farc, aprendí que siempre alguien con ‘mayor visibilidad’ podrá ‘perjudicar’ la intención de una iniciativa que lideran ‘anónimos’. Si bien no se puede decir que con ‘malas intenciones’, tanto expresiones a favor o en contra surgen cuando ‘alguien’ se asume las iniciativas.
  • Pocos tendrán información de primera mano: Pocos ‘seguidores’ tienen la oportunidad de conocer la dinámica de los equipos de redes sociales de candidat@s y/o funcionari@s  y pocos podrán acceder a información que directamente pueda ampliar los temas de discusión. (De la Campaña de Arias me buscaron y entregaron un documento con su ‘verdad’ sobre el tema, se puede solicitar vía Twitter o en la sede).
  • Qué tanto en realidad candidat@s o funcionari@s reciben lo que sucede en estas iniciativas: ¿Si son equipos de comunicaciones y/o personas contratadas para el manejo de redes, como sucede en la mayoría, qué tanto lo que se escribe, publica y/o comenta lo reciben directamente las personas a quienes va dirigido el mensaje? El ‘desgaste’ lo asumen quienes dan origen a una iniciativa y/o la promueven y son a la larga quienes tienen que responder las inquietudes tanto de quienes la apoyan como de quienes están en contra.
  • Muchas personas ni se darán por enteradas: Para las acciones de movilización con contenido social y/o político no solo se requiere del uso de las herramientas sino además de acciones que permitan multiplicar el contenido real del mensaje. Estas acciones van más allá de decir porque si, o de ‘apasionadamente’ expresar apoyo o rechazo a una persona o concepto político, requiere de personas con iniciativa para investigar y de personas con capacidad de utilizar un lenguaje que facilite la comunicación, pero además con capacidades para convencer a otras personas para involucrarse, no debemos olvidar que a pesar de que las redes sociales han tenido mucho auge solo unas pocas personas realmente trabajan sobre ellas: La red de micro blogs Twitter cuenta con más de 10 millones de usuarios, el 90% del contenido que existe en ella es escrito sólo por el 10% de sus usuarios.

Indudablemente ante la inmediatez, fugacidad, rapidez y apasionamiento de las iniciativas en las redes sociales quienes quieran generar procesos a partir de ellas no pueden olvidar que en el tema político especialmente en LATAM aún tenemos una vinculación emocional con la política tradicional, la de los discursos frente a multitudes, la de la mano que estrecha a desconocidos, la del respaldo de medios y/o favoritismo que solo muestra lo que le interesa y si aún no utilizamos efectivamente las redes sociales con ética y responsabilidad en lo personal y profesional, no podemos pedirlo de la misma forma de quienes saben que con otros métodos logran lo que quieren.

Varias veces he leído tweets donde dicen que ‘Twitter no puede tomarse en serio’ pero si no tomamos en serio las herramientas con las que podemos generar una diferencia sustancial en nuestras condiciones de vida ¿para qué las usamos?. No podemos simplemente ser parte de la pared donde quienes ha ejercido la política vengan a pegar ahora ‘carteles virtuales’. Las herramientas de las redes sociales nos están dando la oportunidad de recuperarnos como seres políticos y de generar cambios… están en nuestras manos.

Para terminar, ¿Usted por qué sigue a un candidat@ y/o funcionari@?

Acerca del autor

rosaparra

Comunicadora Social y Periodista. Asesora y consultora en comunicación estratégica, educación y movilización social. Es Coordinadora de Comunicaciones Digitales del Grupo Santillana en Colombia. Fué la Coordinadora General de la Movilización Mundial contra las Farc del 4 de Febrero de 2008 y desde julio del mismo año es directora de la Asociación Colombia Soy Yo. http://twitter.com/rosacris • http://sinefectossecundarios.blogspot.com/

  • judijasa

    Eso de campañas de censura contra alguien que tiene un discurso político cuestionable es embrutecer a la gente, es ir en contra de una sociedad liberal y deliberativa.

  • Recibo con gusto una observación… aprendiendo como siempre. Gracias a @simonwilches quien me hace “Una pequeña anotación. Funcionario público es una redundancia pues no hay de otra clase. Es Funcionario a secas”.

    Tienes razón… es FUNCIONARIO. Pero ya publicado, aunque hago la corrección sobre el artículo original, dejo la salvedad.

  • Hiperterminal

    La verdad no le di unfollow a @andresarias2010 porque hace mucho le di block. Este tipo de medios sirve para que al menos unos pocos tomen una posición crtítica y se informen al menos un poco.

    Una golondrina no hace verano, pero nos gusta pensar que se puede.