Las redes sociales han existido siempre

La vinculación de individuos con otros no es distinta, en esencia, ahora con Internet 2.0, a la que se estableció en generaciones conectadas con hilo telefónico, o incluso en épocas pretéritas. Lo que ha cambiado es la densidad y la velocidad de relación. En síntesis, ahora es más compleja. Solo eso.

La noción de Intenet 2.0 se vincula a herramientas como Facebook, Twitter, Orkut. Hi5, Del.icio.us, y muchas otras. También está asociada a la idea de que la actuación de sus integrantes es un comportamiento derivado de las redes en sí misma. Pero no. Sería como decir, que si Facebook no existiera, entonces nadie enviaría mensajes, fotos o abrazos a través de Internet. Nadie discutirá que una afirmación así es falsa.

La vinculación de individuos con otros no es distinta, en esencia, ahora con Internet 2.0, a la que se estableció en generaciones conectadas con hilo telefónico, o incluso en épocas pretéritas. Lo que ha cambiado es la densidad y la velocidad de relación. En síntesis, ahora es más compleja. Solo eso.

Si está planteando un emprendimiento aprovechando la Web 2.0, cuide de no confundir la herramienta (Facebook, Twitter, etc.) con el concepto. Este no es más que el proceso ordenado y secuencial de establecer vínculos útiles, valiosos y duraderos con otras personas o conglomerados con el fin de compartir información, productos, sentimientos, servicios, valores (entendidos como elementos de riqueza), reconocimiento mutuo, aprecio y respeto.

Con Internet o sin ella el concepto de relación es un elemento esencial para el éxito de cualquier iniciativa. La demostración de lo anterior se encuentra en el ecosistema que conforman ONGs, fundaciones, asociaciones sin fines de lucro; o en general conocidas como Organizaciones de Desarrollo Social.

Cada una de esas organizaciones son también un emprendimiento, solo que sin fines de lucro. Cada una tiene objetivos, metas, indicadores, logros, reglas y procedimientos, activos y pasivos; y lo más importante: creencias y valores que sirven de guía. Igual que cualquier empresa comercial, industrial o financiera.

redMuchas de ellas han servido durante décadas tal vez a un pequeño grupo de beneficiarios en una comunidad o grupo social específico, pero siempre trepando por las ramas de un árbol de relaciones con benefactores, voluntarios, organizaciones afines o complementarias, autoridades, y por supuesto con beneficiarios de sus acciones sociales. A medida que crecen sus ramas, se fortalecen también sus raíces.

Así pues, en este momento, cuando se habla de “la era de la responsabilidad”, muchas ONG u Organizaciones de Desarrollo Social sirven de guía para emprendimientos de lo más diversos. Inclusive, cada vez más estas organizaciones van sumando confianza para obtener lucro sin el prurito de que ésta es una mala palabra. Se trata de la justa y equilibrada retribución a la que tiene derecho por la prestación de servicios o entrega de productos que solo son posible gracias al conocimiento y recursos que ella posee.

Solo así, con la obtención de beneficios justos, una iniciativa podrá ser sustentable. Y de eso también se trata este mundo de relaciones 2.0.

Acerca del autor

luisindriago

Periodista, consultor, blogger; interesado principalmente en tecnología, negocios y responsabilidad social. @lindriago y lindriago.wordpress.com

  • Hernando

    Muy interesante esta perspectiva. Me hizo recordar que entre los años 60s y 80s en Colombia y en el mundo se popularizaron “redes sociales” en las cuales la gente espontáneamente podía “conectarse” con personas al otro lado del planeta y hacer amistad con gente que jamas se había visto.

    Una tarde cualquiera o un fin de semana, la gente podía entrar a la “red” y compartir (o chatear) con “amigos” amenamente por unos cuantos minutos o por horas. y como en lo “bar-camps” modernos en ocasiones se hacian reuniones presenciales donede la gente intercambiaba conocimientos sobre avances tecnológicos, proyectos sociales o culturales, o incluso se discutían casos de como estas “redes sociales” de amigos podrían contribuir al cambio global.

    Para aquel entonces, se había superado la barrera tecnológica donde el “contenido” se difundía en una sola via, usualmente desde grandes centros hacia usuarios pasivos. Los mas activos en las redes hablaban de cuantas personas tenían en su red de amigos virtuales (pues la mayoria nunca se conocio personalmente.

    Bueno aunque pareciera que estuviese hablando de las “redes sociales” del Web 2.0 por todas las similitudes mencionadas (aunque obviamente para aquel entonces no existían ni siquiera los computadores personales) en realidad me refiero a los Radioaficionados.

    El acceso, densidad y rapidez de crecimiento de las redes sociales modernas esta años luz adelante de la era de los radio aficionados, pero los objetivos eran muy similares. Luego esto 100% de acuerdo las redes sociales no son un concepto nuevo solo que las herramientas modernas han potenciado inmensamente las posibilidades.

  • Me gustaría felicitarle por el contenido del blog. En bastantes ocasiones he tenido intensos diálogos sobre esta cuestión. Conozco a expertos en redes sociales que afirman que estas sustituirán a las ongs y las asociaciones porque los ciudadanos se unirán de manera más esporádica. Esta concepción se basa en un desconocimiento de que las redes sociales existen prácticamente desde que existe el hombre y que las ongs han sido pioneras en el trabajo colaborativo en red. En fin, son argumentaciones de supuestos “gurus”.