Mepongodepie vs. CDF

Ésta  es la segunda pelea jurídica de la que hablo en Pulsosocial. Ambas se han dado  en Chile, una de ellas se debe a un dominio (Facebook.cl) y la otra está relacionada con  los derechos de autor. Lo más interesante es que en  ambos casos, y en  otros similares,  existe un patrón de comportamiento semejante.

No estoy exagerando,  estas historias cada día se están volviendo comunes en Internet y existen muchos casos en los que, a simple vista, se puede observar lo siguiente:

  1. Una compañía reconocida exige que  sean respetados sus derechos de autor u otros similares frente a una website, un dominio,  un blog o algún espacio en la Web.
  2. Se entabla una demanda a la persona o grupo encargado de estos lugares.
  3. Los demandados creen que tienen la batalla pérdida ante la ley, bien sea porque no tienen dinero  para contratar un abogado o porque la ley no es muy clara frente a los derechos que estos tienen. Esto también se da por una obvia intimidación que produce el reconocimiento que ante la sociedad posee la marca demandante.
  4. Por último, la compañía demandante obtiene lo que desea, ganando la batalla sin haberla empezado.

Estos cuatro puntos también se dieron en el caso de  Mepongodepie vs. CDF (Servicios de Televisión Canal del Fútbol Limitada). A continuación explicaré cómo empezó y el resultado final.

Principio

meTodo comenzó el  22 de diciembre del año pasado cuando los encargados de Menpongodepie recibieron una carta de Cese y Desistimiento por parte de CDF. En ésta se decía, según Carlos Riquelme en su sitio Iurisprudentia.cl y que se puede leer directamente en la carta, que:

  • “Mepongodepie provee sin autorización medios de acceso electrónico a transmisiones, y copias de transmisiones. CDF es titular de dichas transmisiones”.
  • “Dicha conducta constituye una violación grave de los derechos de reproducción, transformación, adaptación, puesta a disposición y comunicación pública de CDF”.
  • “Además, cita algunos artículos de la ley 17.336 sobre propiedad intelectual que serían aplicables al caso, especialmente en cuanto a las penas”.
  • “Ante esta situación, CDF solicita el cese inmediato de las conductas que señala en la carta”.

Para Riquelme nada de lo anterior es cierto, ya que según éste: “Mepongodepie lo único que hace es facilitar los medios para ver las transmisiones, que se pueden ver tal y como las emite CDF”.

De forma complementario, vale decir que a partir de estas acusaciones los miembros de Mepongodepie dijeron en  este  post: “Está mas que claro que la gente que redactó la carta no tiene idea, ni le interesa tenerla, de como funciona internet. Estamos en desacuerdo con la gran mayoría de puntos de la carta, partiendo obviamente con el tonito de la misma, donde “la amenaza” del estudio jurídico como el “exigirnos” que no sigamos reproduciendo videos de canales de Youtube y otros, que de partida no nos pertenecen, no tenemos el control de él, y pretender que Internet funcione como no debe funcionar”.

Desenlace

En el mismo post al que hago referencia en párrafo anterior, se cuenta que como equipo han tomado la decisión de dejar de utilizar cualquier material que pudiera tener relación alguna con CDF. Argumentando: “Acá ninguno es multimillonario ni estúpido como para arriesgarse a afrontar un largo y desgastante proceso judicial, mas aún, cuando nuestra vetusta y añeja ley de propiedad intelectual no define nada del mundo de Internet, y vaya uno a saber que presión y lobby puedan hacer frente a un tribunal estos poderosos abogados y sus clientes”.

Por último, decidieron que era mejor enfocar la pelea a algo que verdaderamente vale la pena y es el hecho de intentar llegar a un acuerdo similar al vivido en Argentina donde la Televisión Pública (Canal 7) llegó a un acuerdo con Torneos y Competencias (T y C Sports).

Conclusión

La verdad me parece muy preocupante que este tipo de historias se sigan repitiendo y que sólo existan unos pocos un precedentes- entre ellos el de TVMix y Sogecable–  donde los que ganan no son las compañías grandes, sino la pequeña empresa o el ciudadano del común. Por otro lado, no me cabe duda que en Latinoamérica necesitaremos más abogados dedicados a asuntos jurídicos en Internet.

Acerca del autor

Lina Ceballos

Periodista y dramaturga dedicada a la gestión de comunidades en Internet. A través de http://ibrika.co comparte su conocimiento y experiencia sobre Community Management y creación de contenido estratégico. En Twitter @linaceballos (http://www.twitter.com/linaceballos)