¿Sobrevivirá mi emprendimiento a la crisis?

Todos los días aparece algún cálculo, editorial y análisis sobre lo que puede pasar en este fin de año y durante el 2009 con la economía global y nacional. Sin embargo, pocos son los consejos prácticos que se encuentran acerca de las precauciones que pueden tomar los emprendedores para que sus proyectos no naufraguen. El tema es delicado y vital. En Argentina el 95 por ciento de la inversión corresponde a este tipo de inversión que ha venido a fortalecer las finanzas locales, otorgando miles de plazas de trabajo; dinamizando al país y la región.

Ante ello, busqué la opinión de Matías Mazza, Consultor Independiente en gestión Pymes Integral, y de probada experiencia en el inestable mercado latinoamericano y argentino. Le he planteado preguntas cuyas respuestas puedan traducirse en acciones concretas para los lectores de Pulso Social. Aquí la entrevista:

Se anuncian tiempos de crisis. ¿Qué es lo primero que un emprendedor debe considerar acerca de su proyecto?

 Depende en qué etapa (de ejecución) se encuentre. Si el emprendimiento ya está en marcha, lo más importante es el flujo de caja, fondos y su supervivencia. Es muy importante que en épocas de tormenta el emprendedor sea muy cuidadoso de su efectivo, estimar los ciclos de pago y presupuestar el estado y los fondos que posee para capear el temporal. Probablemente se note una disminución importante en las ventas.

De debe realizar estimaciones de la duración de la crisis y por sobretodo haber preparado previamente un plan de emergencia en tiempos de tranquilidad, ya que en esta economía y sobretodo en Argentina, si hay algo que está asegurado son las crisis.

Por otro lado, tal vez sea buen momento para comenzar con un nuevo emprendimiento, sin embargo es necesario calcular y asumir los riesgos que conlleva arrancar con esta situación. En este caso debe estar atento a las oportunidades, como son las posibles debilidades de los competidores que están más preocupados por sobrevivir. Desde el principio, en una start-up los primeros años son los de crecimiento fuerte y perdida, así que en una situación de crisis puede ser un gran momento para arrancar, con coherencia y razonablemente.

2.- ¿Cómo organizar el trabajo cuando los capitales demoran en llegar?

Me gusta hacer varios escenarios para tener una vista de lo mejor y lo peor que puede pasar. En caso de que los capitales no alcancen, lo aconsejable es focalizarse en las necesidades mínimas del emprendimiento, buscar alianzas estratégicas con proveedores y clientes, renegociar contratos, buscar asistencia financiera de programas de subsidios o créditos blandos. Algo importante es intentar no caer en la tentación del recorte fácil de costos que es normalmente es la forma más rápida de salir de una situación de bajos fondos (ello puede afectar a la calidad del proyecto), o si se reducen costos lo apropiados es hacerlo en lugares donde son fácilmente recuperables los niveles de actividad.

Y el punto más importante: saber leer entre líneas y formarse una opinión propia de la situación. Escuchar mucho y actuar en consecuencia al plan trazado y los objetivos. Todo debe estar encaminado a encontrar la forma de superar el obstáculo.

 3.- ¿Cuáles son los errores más frecuentes que debe evitar un emprendedor en estas circunstancias?

La desesperación y la falta de planificación previa son muy importantes. En una situación de crisis lo más probable es perder la calma y comenzar a ver la realidad distorsionada, debido a informaciones y rumores de que empeoren las cosas. Lo peor que puede hacer un emprendedor es alejarse de su objetivo inicial solamente por  la crisis. Por el contrario si se trata de un cambio muy grande de rumbo, el no realizar los cambios necesarios e intentar mantener un modelo de negocio que ya no funciona en la situación actual es un gran error.

 Se debe incluso tener en consideración el cierre de la empresa si es lo que la situación dicta. Como dice el refrán “soldado que huye sirve para otra batalla” y como emprendedores tenemos asegurado es que vamos a tener otras batallas para librar. Con esto no quiero decir que la primera opción sea cerrar, sino que debe estar estimada y ponderada dentro de la decisión de encarar la crisis.

 4.- ¿Si  se debe elegir entre conservar el equipo de trabajo inicial o seguir con el proyecto, qué debe hacer?

Esta es una decisión particular de cada proyecto, hay que analizar si el emprendimiento realmente amerita seguir sin el equipo inicial, o en caso de no ser así si se puede negociar algún acuerdo con los empleados que no se quieren perder. Es importante siempre buscar alternativas intermedias, y en este caso es importante decidir si se es utilitarista, y se decide dejar de lado algunos miembros, por el bien de la mayoría, y hasta tal vez dejar un espacio para que vuelvan a trabajar cuando las cosas estén mejores. Una buena forma podría ser con una licencia sin goce de sueldo por un tiempo determinado.

Otra decisión importante que está relacionada con la pregunta, es si el equipo actual es el correcto para tomar decisiones en tiempos de crisis. Todos los emprendimientos tienen etapas, y es importante saber qué perfil de profesionales pueden tomar las riendas de cada situación. El arranque, el crecimiento, mantenimiento y situaciones excepcionales, como las crisis o las M&A normalmente requieren de competencias distintas.

5.- ¿Salir a buscar nuevos capitales o afianzar los vínculos con los que ya existen?

Afianzarlos. Es muy importante mantener los lazos logrados en épocas de bonanza, ya que es muy probable que en una crisis todos este luchando por su supervivencia, por lo tanto es importante reforzar la red que soporta el emprendimiento. Con esto no quiero decir que no se busquen nuevos capitales, ya que puede ser una buena oportunidad para crecer, simplemente no creo que tenga que focalizarse en ello. Es muy importante honrar a la confianza depositada por los inversores, que simplemente intentar lograr más capital. Pero no descartar el agregado de nuevos inversores, sobre todo si nos acercamos al momento planeado de una segunda ronda de inversión. Nuevamente es particular a cada proyecto.

 

Según un estudio publicado por el Observatorio Argentino de Capital Emprendedor, la mayor parte de los inversionistas son nacionales. ¿Crees que esta condición se mantendrá en el 2009?

En el contexto internacional hay una falta de liquidez importantísima, por lo tanto, de continuar esta situación no creo que se sumen muchos capitales externos a la inversión.

Si las condiciones cambian y se logran casos emblemáticos en este país, que son normalmente los que logran atraer inversión, por su publicidad, tal vez veamos un aumento, pero no creo que cambie en un plazo tan corto. Mi proyección es que vamos a seguir trabajando con capitales nacionales, y siempre es importante aclarar que las inversiones extranjeras normalmente se colocan en las etapas posteriores de la inversión. De capital venture para arriba, los ángeles y las FFF son siempre cercanos y requieren de una relación mucho más estrecha, que es la mayor necesidad de capital en esta etapa de la evolución de la “industria emprendedora”.

Acerca del autor

Maca Lara-Dillon

Co-founder & Chief Editor of PulsoSocial. Journalist and Researcher. She also worked for TV, Documentary Films and NGO´s in Ecuador and Argentina. You can follow her in Twitter on @macalara

  • Muchas Gracias. El contenido de este sitio web me ayudo mucho.