Banda ancha más cara y con poca cobertura

Mientras los usuarios de banda ancha de la Capital Federal se quejan amargamente por la suba de los precios  del servicio (aproximadamente un 10 por ciento del valor anterior), los analistas de cobertura digital y sociedad de la Información, que expusieron en Expo Comm 2008, revelan que en provincia, lejos de la gran ciudad símbolo de la Argentina, los costos además de ser cuatro veces más altos, son malos.

La conexión

En casa de herrero, cuchillo de palo. El país cuya capital y principales ciudades ( como lo describe Medialab) son las sedes regionales de las gigantes mundiales de tecnología, software y muchas administraciones locales están empeñadas en fomentar los llamados polos tecnológicos; ese mismo país no tiene cobertura de servicio internet.

En el encuentro varios analistas se reunieron para hablar sobre “Banda Ancha como impulsor de la Sociedad de la Información” en el marco de la exposición citada anteriormente y que fue organizada  por la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (CICOMRA).

En el debate algunos operadores sostienen que es un asunto lógico, debido a la baja densidad poblacional, largas distancias fuera de Buenos Aires. Como lo destaca Viabinaria,  el consultor Enrique Carrier (Carrier y Asociados), indicó que  los inconvenientes “arrancan en la regulación y la forma en la que los operadores pueden brindar un servicio a todo el país”.

Durante el panel se señaló que, por ejemplo, el costo por Kb (kilobit) de banda ancha en los grandes centros urbanos es de 0,09 centavos, mientras que en algunas localidades del interior del país, este llega a 0,38 centavos, “es decir, cuatro veces más”.

Lastimosamente, la red de telecomunicaciones que tiene Argentina, no permite que los usuarios de provincia, sí en esas mismas ciudades donde existen polos tecnológicos como en el caso de Córdoba y Rosario, superen la brecha digital que cada vez se amplia más.
Las diferencias son abismales. Mientras en Buenos Aires y Gran Buenos Aires la oferta de servicio es de 89.90 por mes con el básico de 1MB y sin costo por la instalación; en provincia el servicio te cuesta 242 pesos y la velocidad de conexión no va más allá de los 512 Kb. Lo cual hace que el acceso de la población a este servicio  se dificulte para las clases carenciadas.

En estas condiciones el servicio es cada vez menos accesible para la población, frente a lo cual los cibercafés  se plantean como una opción para superar la brecha digital. Les recomiendo leer un análisis publicado en El Independent,  y en el blog de Carlos Iñón.

Suba de precios

Como cuenta Fabio, la gran mayoría de los proveedores de Internet (ISP), han incrementado sus tarifas que regían desde 2002 y esta ha sido la justificación de las empresas, a pesar que en el mundo estos servicios se abaratan.