¿Se une Microsoft con el enemigo?

Propiedad de www.proyectoautodidacta.comCon relación al post de ayer, sobre software libre, hoy les contaré las posibilidades que existen de que Microsoft lance sus propias versiones gratuitas que seguro traerán bastante publicidad.

Al principio el software libre era como la oveja negra de la familia, rechazada por las grandes empresas, quienes decían que éstas atentaban contra la propiedad intelectual y que las empresas de este tipo nunca podrían dormir tranquilas.

Sin embargo, el 3 de noviembre del 2006, como cuenta en su artículo Enrique Dans, Microsoft estableció una alianza con Novell, que trabaja con software libre, con el fin de: “dar soporte completo a SUSE Linux, asegurar la compatibilidad total entre ambas plataformas, revender servicios de mantenimiento de Linux a sus clientes, y garantizar la no agresión a éstos por la vía legal y el uso de patentes”.

A lo que Dans se pregunta: “¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo interpretar un acuerdo de este tipo?” Y responde: “triunfo del software libre” y, obviamente, cuestiones de rentabilidad para Microsoft, donde el código cerrado pasará a ser cosa del pasado. Esta alianza resultó ser tan  fructífera para ambos que este año se revalidó.

El enemigo

Desde ese momento en particular, año 2006,  Microsoft empieza a dar sus primeros pasos acercándose al enemigo, como dice dicho popular:  “Si no puedes con tu enemigo únete a él”. Pero, ¿quién es el enemigo de Microsoft? ¿Linux o el software libre?

Al parecer y según comenta Yonderboy, quien cita una lista titulada las siete razones por las que Microsoft ama el software libre, el verdadero enemigo de Microsft es Linux.

“Esta lista nos recuerda también que el software libre es algo que ha venido para quedarse, y Microsoft, aunque le presente batalla, es perfectamente consciente de esta realidad y de que tiene que adaptarse al nuevo escenario. Mi opinión personal es que el problema viene porque Microsoft quiere adaptarse al nuevo escenario, pero manteniendo la hegemonía que disfruta ahora, algo que es totalmente imposible porque Microsoft es una compañía de la vieja escuela, con demasiados lastres culturales que la incapacitan para ser un líder en este nuevo mundo”, escribe Yonderboy en su bitácora.

El artículo también  generó una discusión, que es importante mencionar, pues en ésta se establece que hablar de software libre y código abierto no es lo mismo.

“El software libre y el código abierto tienen diferentes definiciones, pero no vas a encontrar un sólo programa que sea una cosa y no la otra, porque en la práctica coinciden”, aseguró Mu, quien argumenta con diez razones.

Declaraciones

Aclarada esta diferencia y volviendo al tema que nos convoca, no es extraño entonces que, en una entrevista publicada este 13 de septiembre, en el periódico alemán Süddeutsche Zeitung, Craig Mundie, director estratégico de la compañía,  afirme que Microsoft lazará versiones de software libre, las cuales no serán financiadas por  compra o  suscripción, sino con publicidad, algo que nunca se ha hecho en los 30 años de vida que lleva la corporación.

Como nada es gratis, dice otro dicho popular, la publicidad estaría adaptada a cada usuario, quienes tendría que dar, con anterioridad,  algunos datos . Pero, a pesar de lo molesto que esto puede ser, Microsoft dice que es la única forma de entregar un software de código abierto que sea de menor costo o libre.

Acerca del autor

Lina Ceballos

Periodista y dramaturga dedicada a la gestión de comunidades en Internet. A través de http://ibrika.co comparte su conocimiento y experiencia sobre Community Management y creación de contenido estratégico. En Twitter @linaceballos (http://www.twitter.com/linaceballos)